Los partidos políticos integrados en la alianza opositora Chile Vamos entregarán la semana próxima al presidente electo, Sebastián Piñera, una lista de posibles candidatos al gabinete ministerial para el nuevo gobierno, que asumirá el 11 de marzo.

Fuentes del bloque opositor señalaron a Notimex que los próximos días serán cruciales para integrar a los futuros colaboradores del sucesor de la presidenta Michelle Bachelet.

Los partidos y asesores del próximo gobernante deberán revisar a detalle los antecedentes académicos, laborales, económicos y hasta judiciales de cada “candidato” para evitar nombramientos que puedan ser impugnados por la oposición.

El trabajo de los máximos dirigentes de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Renovación Nacional (RN) y Evolución Política (Evópoli) ha sido “minucioso” con el objetivo de evitar problemas al futuro gobierno.

De acuerdo con la fuente, “cada partido ha estudiado en detalle los nombres de quienes podrían ser ministros o subsecretarios para proporcionar los mejores nombres al presidente Piñera”.

Las colectividades “dejarán en libertad de acción al próximo mandatario para que elija sus colaboradores. Hay un acuerdo de no presionarlo y dejar que él seleccione a sus colaboradores cercanos a partir de las listas que se le entregarán”.

El bloque Chile Vamos se comprometió a entregar a Piñera la lista con los candidatos a ministros la primera semana de enero próximo, tras lo cual el futuro presidente se tomará unos días para tomar una decisión e informar sobre la conformación de su gabinete.

Se cree sin embargo que el próximo gobernante tenga ya decididos algunos nombres, al margen de las propuestas de los partidos, y que incluso pida a algunos senadores que finalizan su periodo en 2022 que dejen el Legislativo para integrarse al gabinete.

Piñera desea conformar el gabinete para iniciar el traspaso de información entre los actuales secretarios de Estado y sus sucesores.

Politólogos locales aseguran que Piñera tendría al menos dos nombres decididos para ocupar cargos ministeriales, en alusión a los colaboradores más cercanos que tuvo en su período fuera de La Moneda y durante la pasada campaña electoral.

Se trata de Andrés Chadwick, diputado (1990-1998) y senador (1998-2011), además de ministro secretario general de Gobierno (2011-2012) y del Interior y Seguridad Pública (2012-2014) durante el primer gobierno de Piñera, quien es su primo hermano.

Chadwick preside la Fundación Avanza Chile, creada en 2014 por Piñera tras el término de su primer gobierno (2010-2014) y en cuya vicepresidencia se encuentra Cecilia Pérez, a quien se menciona como futura ministra.

Pérez inició su carrera como concejal por la capitalina comuna de La Florida (2000-2011), tras lo cual aceptó los cargos de subdirectora del Servicio Nacional de la Mujer (2011), intendenta de la Región Metropolitana (2011-2012) y ministra secretaria general de Gobierno (2012-2014).

Además, se mencionan como “ministeriables” al escritor Roberto Ampuero (exembajador de Chile en México); Felipe Larraín (exministro de Hacienda entre 2010 y 2014), y Cristián Larroulet (exministro secretario general de la Presidencia entre 2010 y 2014).

También se comenta que Gonzalo Blumel, excoordinador programático de la campaña electoral de Piñera y director ejecutivo de la Fundación Avanza Chile, podría asumir un alto cargo en el gobierno a partir del 11 de marzo próximo.

El análisis de nombres de posibles ministros está en su punto más alto, con posturas al interior de las colectividades respecto a figuras conocidas, como los exministros, o una renovación de los “rostros” de la derecha chilena.