Estudiantes ganadoras del premio Universidad del Valle de México 2017 por el Desarrollo Social elaboraron un proyecto para que las sexoservidoras de La Merced mejoren sus condiciones de vida mediante la producción y venta de cosméticos.

Con Lady Meche, Karina Yazmín López Espinosa y tres compañeras más buscan ofrecer a estas mujeres la oportunidad de un negocio propio que las provea de ingresos, además de que los cosméticos simbolizan algo importante en sus vidas, la idea de la producción de un lápiz labial fue de ellas.

El propósito es reducir los daños psicosociales que se han producido en las mujeres que viven esa realidad, los cuales dañan sus condiciones físicas, emocionales y mentales.

Las autoras del proyecto detallaron que actualmente en la Ciudad de México hay unas 70 mil mujeres inmersas en el comercio sexual, cifra que incluye a las que vivien en condiciones de esclavitud o servidumbre.

Existen 13 corredores de explotación sexual, uno de ellos se ubica en el barrio de La Merced, considerado como el prostíbulo más grande de América Latina, en el que pretenden hacer la intervención.

López Espinosa explicó que después de una capacitación profesional, el producto será elaborado por las mujeres de manera artesanal, y se presentará en tres colecciones: dulces, flores y frutas, en homenaje a los mercados del barrio.

Lady Meche surgió al notar que no hay organizaciones que ofrezcan atención o intervención desde una mirada integral, "sólo ha habido proyectos con el fin de investigar, obtener un beneficio e irse", consideró la estudiante.