La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) decidió extender el plazo para que las instituciones bancarias constituyan en su totalidad los requerimientos de capital por riesgo operacional.

Así, será hasta el 1 de octubre de 2020 cuando todos los bancos que cuenten con una cartera crediticia menor a 30 mil millones de unidades de inversión deban cumplir con ciento por ciento de los requerimientos de capital para riesgo operacional, y no el 1 de enero de 2018, como se había dispuesto originalmente.

Ello, de acuerdo con la resolución publicada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el Diario Oficial de la Federación.

De acuerdo con los previsto inicialmente, para el segundo trimestre de este año tendrían que haber constituido 80 por ciento del capital por riesgo operacional y conforme a las modificaciones, pasó a 60 por ciento en noviembre de este año, y al 31 de octubre de 2018 deberán incrementar dicho porcentaje a 70 por ciento.

De igual forma, hacia el 31 de octubre de 2019, el requerimiento de capital deberá ubicarse en 80 por ciento, para así llegar a la misma fecha pero de 2020 al ciento por ciento.

El riesgo operacional en la industria bancaria se define como la pérdida potencial por fallas o deficiencias en los controles internos, por errores en el procesamiento y almacenamiento de las operaciones o en la transmisión de información.

Así también considera resoluciones administrativas y judiciales adversas, fraudes o robos, y comprende a su vez el riesgo tecnológico y legal.