La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) Jalisco informó hoy que en 2017 se tuvo una inversión histórica para fortalecimiento de la gestión integral de residuos en esta entidad.

Agregó que en los últimos años el gobierno de Jalisco ha redoblado esfuerzos para fortalecer la infraestructura y equipamiento para llevar a cabo los procesos de gestión integral de residuos a nivel regional, con importantes inversiones municipales, estatales y federales.

Añadió que para lograr el fortalecimiento de la gestión integral de residuos en sus territorios de forma regional y con una visión de gobernanza y sustentable, se han creado nuevas intermunicipalidades, e impulsado el crecimiento de las ya existentes.

Puntualizó que tan solo en 2017 se invirtieron más de 37 millones de pesos para el fortalecimiento de los municipios en materia de gestión y manejo de residuos sólidos urbanos (RSU).

Precisó que de este recurso: 30 millones fueron aportación del gobierno del estado, seis millones 224 mil 298 pesos se otorgaron por la federación a través del Fondo Minero y gestionados por el estado, y el resto fueron aportaciones municipales para complementar los proyectos.

Indicó que dentro de estas obras, está la construcción de la segunda etapa del relleno sanitario del Sistema Intermunicipal de Manejo de Residuos (SIMAR) Sureste, ubicado en Mazamitla y que costó cuatro millones de pesos.

Apuntó que lo anterior para beneficio de 96 mil 213 habitantes y 150 mil turistas al año, en los municipios de Valle de Juárez, Quitupan, Concepción de Buenos Aires, La Manzanilla de la Paz, Tizapán, Santa María del Oro, Teocuitatlán y Tuxcueca.

Detalló que en el municipio de Tolimán se fortaleció el relleno sanitario intermunicipal del SIMAR Ayuquila Llano, se construyó una segunda etapa de relleno con inversión de cuatro millones de pesos que beneficia a 41 mil 677 habitantes y ocho mil 323 turistas de los municipios de San Gabriel, Tolimán, Tonaya, Tuxcacuesco y Zapotitlán.

Con una inversión de ocho millones de pesos inició la construcción de la primera etapa del relleno sanitario para el SIMAR Lagunas en el municipio de Amacueca, para beneficio de Zacoalco, Techaluta, Gómez Farías.

También se adecuó la infraestructura del relleno sanitario intermunicipal SIMAR Ayuquila Valles localizado en el Grullo, en beneficio de los municipios de El Grullo, Limón, Ejutla y Unión de Tula.

Señaló que se adquirió equipamiento para el relleno sanitario intermunicipal de la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de la Costa Sur (Jicosur), localizado en la Huerta, que consistió en la entrega de seis vehículos recolectores de residuos, con inversión de cuatro millones de pesos.

Apuntó que dicho equipamiento beneficia a los municipios de Casimiro Castillo, Cihuatlán, Cuautitlán, La Huerta, Tomatlán y Villa Purificación, y a 147 mil 918 habitantes.

Resaltó que para la Junta Intermunicipal de Medio Ambiente de Altos Sur (JIAS) se invirtió un millón y medio de pesos en equipamiento, el cual consiste en un tractocamión para operación del sitio y traslado de residuos entre los municipios Cañadas de Obregón, Jalostotitlán, San Julián, San Miguel el Alto y Valle de Guadalupe, con un beneficio directo para 89 mil 425 habitantes.

También, se trabajó en el fortalecimiento de las capacidades de manejo de residuos con municipios individuales, como la adecuación y construcción de obras complementarias en el relleno sanitario del municipio de Atotonilco el Alto, con inversión de millón y medio de pesos para beneficio de 60 mil 480 habitantes.

Destacó que se inició la construcción de la estación de transferencia de residuos sólidos y de manejo especial de Tapalpa, con una capacidad de recepción de 28 toneladas por día, con una inversión de dos millones 500 mil pesos.

Asimismo, dio inicio la rehabilitación del relleno sanitario de Atemajac de Brizuela, en beneficio de seis mil 717 personas, ya que con una inversión por 800 mil pesos, se construyó una celda de disposición final y una fosa de lixiviados.

Afirmó que con esto se maximizan las posibilidades de apoyo y gestión integral de residuos, ya que se facilita la gestión externa e interna, y da posibilidad de fomentar temas estratégicos como separación selectiva por parte de los municipios.

Además, facilita la implementación de políticas públicas estatales en materia de residuos, y ha hecho que nazca el interés de otros municipios en trabajar en implementar estos temas.