El frente frío número 18 inició un proceso de debilitamiento, sin embargo, seguirá presentándose ambiente frío a muy frío, en zonas altas de Oaxaca, mientras que un nuevo sistema frontal se aproxima al norte del territorio nacional, informó la Coordinación Estatal de Protección Civil.

En su cuenta CEPCO_GobOax, la dependencia estatal indicó que el sistema frontal se extiende débil y en etapa de disipación sobre el norte del Golfo México, sin afectar a la entidad, y la masa fría asociada al frente ha modificado sus características, favoreciendo ambiente estable y seco con un ascenso de las temperaturas vespertinas.

Por otro lado, el nuevo frente frío número 19 ingresará en el norte y noreste de México durante la tarde-noche, lo que provocará intervalos de chubascos, de 5.1 a 25 milímetro en Oaxaca.

Indicó que habrá viento de componente norte, con rachas superiores a 50 kilómetros por hora en el Istmo y Golfo de Tehuantepec.

Las condiciones de estabilidad atmosférica, aunadas a la presencia de humedad generan bancos de niebla o neblina que pueden reducir la visibilidad horizontal significativamente durante las primeras horas de la mañana o por la noche.