En la cena de Año Nuevo, el Centro de Sanciones Administrativas y de Integración Social, conocido como "El Torito", ofrecerá codito con crema y chipotle, cerdo en salsa de ciruela, así como ensalada de manzana y ponche.

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, también informó que para el desayuno del 1 de enero, quienes sean remitidos por las autoridades, degustarán los tradicionales chilaquiles.

En conferencia de prensa, en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el Ejecutivo local destacó que en Navidad hubo un descenso del 25 por ciento en las personas que fueron resguardadas por manejar bajo los efectos del alcohol.

“Tuvimos un descenso de 25 por ciento, las personas están tomando en serio este programa, se está tomando conciencia de lo peligroso que es conducir bajo los efectos del alcohol”, apuntó Mancera Espinosa.

Consideró que la Ciudad de México tiene que seguir transitando en esta materia, reforzando la seguridad vial, por lo que continuarán las revisiones a fin de tener una actuación más efectiva.

El Consejero Jurídico y de Servicios Legales, Vicente Lopantzi García, dio a conocer que durante la Nochebuena y Navidad, sólo 14 personas fueron remitidas a "El Torito", por rebasar los niveles de alcohol permitidos para poder conducir.

Subrayó que las acciones impulsadas para consolidar la cultura cívica y respetar el reglamento de vialidad son eficaces y hoy “vemos una sociedad madura y consciente del compromiso que debe asumir”.

Lopantzi García dijo que esta estrategia es exitosa, porque refleja una disminución considerable en presentados al Juzgado Cívico por manejar en situación inconveniente, que pone en riesgo la vida del automovilista y la de otras personas.