Debido a que el cáncer es curable cuando se detecta a tiempo, la diputada Karina Sánchez Ruiz, se pronunció en favor de promover las acciones encaminadas a la prevención, tratamiento y atención del cáncer de próstata y testicular.

“Debemos atacar este padecimiento antes de que perjudique también a hombres jóvenes”, insistió la legisladora, respecto a las cifras del Instituto Nacional de Cancerología (Incan), que muestran que al año mueren seis mil 350 adultos mayores de 50 años a causa de este padecimiento y se detectan 29 mil nuevos casos.

Precisó en un comunicado que, debido a que 70 por ciento de los casos se diagnostican en etapas avanzadas, según la Secretaría de Salud, es urgente crear conciencia en ese sector de la población sobre la pertinencia de hacerse revisiones periódicas con un especialista.

Los hombres “tienen que deshacerse de la idea de que su zona genital no puede ni debe ser explorada, de lo contrario las estrategias del Estado Mexicano en materia de prevención no rendirán frutos”, mencionó la también integrante de la Comisión de Salud de la cámara baja.

Abundó que además de factores hereditarios, un estilo de vida sedentario, la alta ingesta de grasas de origen animal y el tabaquismo contribuyen a que esta enfermedad se presente de manera más constante en hombres menores de 50 años, edad en la que el cáncer se considera mucho más agresivo, y ataca en un plazo de tiempo más corto.

En el mismo sentido, refirió que según datos de la Sociedad Mexicana de Urología y de la Secretaría de Salud, de los 15 millones de hombres mexicanos que rebasan los 50 años, sólo 2.5 por ciento se han realizado una exploración para detectar si padecen cáncer de próstata.

Mencionó que no es sino hasta que se presentan síntomas como dolor, dificultad para orinar o un sangrado que acuden a revisarse.

La forma de diagnosticar esta enfermedad, explicó, es mediante un examen de antígeno prostático específico en sangre y después una biopsia de próstata, mencionó la diputada de Nueva Alianza.

Con base en datos de las propias secretarías de salud estatales, en entidades como Sonora o Coahuila por cada 10 detecciones de cáncer de mama o cervicouterino, se realizan dos de cáncer de próstata, debido a la poca disposición de los hombres para realizarse pruebas que beneficien su salud, añadió.