La Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitaros del Estado de México (Coprisem) lleva a cabo un operativo de vigilancia y fomento sanitario, para garantizar que se vendan alimentos limpios y bebidas no adulteradas durante los festejos de estas vacaciones decembrinas.

En un comunicado, la Secretaría de Salud estatal indicó que un total de 380 verificadores han visitado establecimientos que ofrecen servicios de cenas de fin de año, restaurantes, bares, carnicerías, fruterías, verdulerías y cremerías, así como las concentraciones masivas de personas como en posadas y convivios de trabajo.

Señaló que además entregan un cuadernillo con la norma NOM 251-221-S009 referente a “Prácticas de higiene para el proceso de alimentos, bebidas y suplementos alimenticios”.

La Coprisem recomendó higiene personal, control de materias primas, limpieza de transporte, desinfección de alimentos, utensilios y equipos de cocción, control de temperaturas y la correcta instalación de servicios para evitar la contaminación de comida.

También llamó a la población que realizará la compra de carnes, embutidos y productos procesados, a verificar que se encuentren bien conservados con el uso de congeladores o refrigeradores y checar la fecha de caducidad o el registro del sello sanitario.

Dijo que en esta temporada hay que evitar intoxicaciones etílicas y consumo de bebidas adulteradas, moderar la ingesta de alcohol; en caso de ingerir estos productos, adquirirlos en establecimientos comerciales y revisar que cuenten con los sellos de normatividad correspondiente.