El presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Asamblea Legislativa, Mauricio Toledo, calificó de histórica la aprobación del presupuesto 2018 para la reconstrucción de la Ciudad de México, tras los sismos de septiembre pasado.

“Se hizo historia en la capital, primero porque se incrementaron sus ingresos sin aumentar o crear un impuesto y, segundo, se invertirán cerca de nueve mil millones de pesos para su reconstrucción”, destacó.

Toledo señaló que desde 1997 no se había otorgado un recurso tan grande como el presupuesto para el ejercicio fiscal 2018, mismo que catalogó como el más grande en la historia.

“Ahora sí podemos afirmar que el presupuesto del gobierno de la ciudad está diseñado para enfrentar los estragos del terremoto de septiembre pasado”, aseveró.  

Dijo que “tenemos cifras históricas, desde 1997 al día de hoy, tenemos el presupuesto más grande en la historia de la Ciudad de México en construcción de vivienda, ya que se darán alrededor de 300 millones de pesos extra para el Instituto de Vivienda, lo que significa que estamos pensando en la gente más necesitada y humilde".

Asimismo, Toledo Gutiérrez celebró la reducción de la subestimación de la Ley de Ingresos, logrando un aumento de poco más de 13 mil millones respecto a lo marcado por el gobierno capitalino, al quedar en 226 mil 851 millones de pesos.

En ese sentido, el asambleísta informó que el aumento de 226 mil 851 millones de pesos representa una variación positiva de 14 por ciento respecto al año anterior.

En lo referente a la aprobación del paquete presupuestal, Toledo Gutiérrez subrayó que por ley, se establece que todos aquellos que resulten afectados en su patrimonio ante un desastre natural, estarán exentos de pago de agua y predial, y mencionó que se fortalecieron los programas sociales, la infraestructura urbana y la educación, entre otras.

Comentó que la Secretaría de Salud local contará con participaciones adicionales de alrededor de 300 millones de pesos para incrementar su cobertura y dar asistencia a la población damnificada que lo requiera.