> Procesarán alimentos para combatir hambre en Nuevo León

Procesarán alimentos para combatir hambre en Nuevo León

Con la finalidad de combatir el hambre en las zonas vulnerables de la entidad, unas 700 toneladas de alimentos podrán ser rescatadas cada año, a través de una planta procesadora de alimentos en el...

Con la finalidad de combatir el hambre en las zonas vulnerables de la entidad, unas 700 toneladas de alimentos podrán ser rescatadas cada año, a través de una planta procesadora de alimentos en el Banco de Alimentos de Cáritas de Monterrey.

La planta operará en el marco del proyecto Hambre Cero Nuevo León, que tiene como objetivos principales la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición de las personas que viven en situaciones vulnerables, además de evitar la pérdida y el desperdicio de alimentos en el estado.

Tendrá capacidad para recuperar y aprovechar el desperdicio que se podría generar en diversos donativos que se reciban, señaló el Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica.

Adicionalmente, dijo, la planta permitirá enriquecer el valor nutritivo de las despensas entregadas a la población en pobreza de Nuevo León, gracias a la colaboración de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el Tecnológico de Monterrey y la Universidad de Monterrey (Udem).

La procesadora, que estará ubicada en las instalaciones del Banco de Alimentos de Cáritas, en el municipio de San Pedro, es financiada con apoyo del gobierno estatal, Congreso del Estado y de empresas como HEB, Sigma Alimentos, Soriana, Arca Continental, Ternium, entre otras.

Esta acción se da gracias a la aprobación por parte del Congreso del estado de la Ley del Derecho a la Alimentación Adecuada y Combate al Desperdicio de Alimentos, publicada en el Periódico Oficial del Estado el pasado 17 de noviembre.

Dicha legislación, aprobada en el marco del Día Mundial de la Alimentación el pasado 16 de octubre, fomenta la donación de alimentos al reconocer el derecho humano que tiene toda persona a una alimentación adecuada y rescatar alimentos consumibles evitando su desperdicio.

La ley fomenta la donación de alimentos en las entidades alimentarias, con el fin de apoyar a los sectores de la población de escasos recursos.

En Nuevo León, hay 160 mil 300 personas con ingresos inferiores a la línea de bienestar mínimo, señaló el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

Expuso que "este proyecto generará una derrama equivalente a 25 millones de pesos por año en favor de los más necesitados en Nuevo León, y además fortalecerá la formación académica de los estudiantes universitarios".

Nuevo León es el estado del país con el menor porcentaje de personas en pobreza a nivel nacional.

Entre 2014 y 2016, la incidencia de pobreza multidimensional pasó de 20.4 por ciento a 14.2 por ciento, mientras que la población en pobreza extrema disminuyó de 1.3 a 0.6 por ciento.