A fin de garantizar el acceso efectivo a servicios de salud con altos estándares de capacidad y calidad, el gobierno estatal logró la acreditación del 95 por ciento de las 49 unidades médicas sin acreditar durante el último año.

La secretaria de Salud estatal, Gloria Molina Gamboa, indicó que en estas acciones se canalizaron 240 millones de pesos de mayo a la fecha, permitiendo el mejoramiento de su equipamiento e infraestructura.

Resaltó que una cantidad similar de recursos se estarán otorgando el próximo año para la acreditación de las demás unidades médicas que ya se encuentran en proceso para ser acreditadas.

Con estas acciones, dijo, “Tamaulipas avanza hacia la consolidación de un sistema estatal que contribuya a superar la brecha de desigualdad, mediante el acceso efectivo a los servicios de atención médica”.

Explicó que estas unidades fueron evaluadas por la Dirección General de Calidad y Educación en Salud del gobierno federal y cumplieron con los requerimientos en materia de infraestructura, recursos y procesos para la atención de los beneficiarios del Sistema de Protección Social en Salud.

Antes de iniciar con el proceso de acreditación en el 2017, 43 centros de salud y 6 hospitales no cumplían con los estándares de calidad, los cuales en su mayoría han sido certificados luego de los tres procesos de acreditación efectuados en los meses de mayo, agosto y octubre.

Molina Gamboa subrayó que a la fecha Tamaulipas cuenta con 332 unidades acreditadas, de las cuales, 285 son centros de salud, 17 hospitales, 22 Unidades de Especialidades Médicas (UNEMES) y 8 unidades médicas móviles.

Reveló que durante el mes de agosto, unidades de las 12 jurisdicciones sanitarias del estado lograron su acreditación entre ellas, los centros de Salud Miramar, Bustamante, la Alberca, Miradores de la Presa, Doroteo Arango, Llorona Nueva, La Peña y el Centro de Atención Primaria en Adicciones Nueva Vida Reynosa.