El jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, señaló que unas 50 mil personas disfrutaron de la cenas de Navidad que organizan las autoridades de la Ciudad de México, y deseó a los asistentes paz y reflexión.

En un comunicado, el gobierno local detalló que en el Zócalo capitalino se distribuyeron 24 mil cenas; seis mil en la delegaciones Xochimilco, Tláhuac, Coyoacán, Tlalpan, Benito Juárez, Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón, Milpa Alta y Cuajimalpa y otras 20 mil en diferentes puntos de la capital del país, como albergues, zonas de difícil acceso y a personas en situación de calle.

El Ejecutivo local refrendó su apoyo a quienes resultaron afectados por el sismo de septiembre pasado, “vamos a seguir mano a mano. Esta ciudad está de pie, está trabajando”.

A la Cena de Navidad celebrada en el Zócalo capitalino asistieron también visitantes de otros estados del país, así como Honduras; a su vez, reconoció el trabajo de los Scouts de México, así como del personal de la Secretaría de Desarrollo Social.

Durante la cena, deseó una feliz Navidad a las familias mexicanas y recordó que ésta será la última que pasará como Jefe de Gobierno, por lo que agradeció y destacó el honor de “estar al frente de la Ciudad de México”.

El evento en la Plaza de la Constitución estuvo amenizado por el mariachi de la Secretaría de Seguridad Pública de la capital mexicana, así como por la Orquesta Esperanza Azteca y la Sonora Dinamita.

Recordó que los platillos ofrecidos anoche fueron elaborados por las más de 150 personas que integran la red de Comedores Comunitarios y Públicos de la Secretaría de Desarrollo Social, aunado a que fueron cenas variadas, balanceadas y nutritivas.

Así, los asistentes disfrutaron pollo enchilado con naranja, cochinita pibil, mixiotes al estilo barbacoa con habas y nopales, lomo de cerdo a los tres chiles, pechugas de pollo a la cordón blue, birria de setas, bacalao de soya, tamales veracruzanos y chuleta ahumada con champiñones en salsa esmeralda, guarnición de puré de papa, arroz con leche y capirotada, así como café y ponche de frutas.