El aguinaldo no es un dinero extra, por lo que es necesario tener cuidado y no gastarlo a manos llenas, sino más bien considerarlo como una oportunidad para liquidar deudas o una opción para ahorrar.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) expuso que según una encuesta de Feebbo México, aplicada a personas que recibieron aguinaldo este año, 43 por ciento dijo que lo destinará para regalos; 32 por ciento para ahorrarlo y 24 por ciento para la cena de Navidad.

En su portal destacó que debido a que en estas fechas son comunes los intercambios de regalos, entre amigos, familiares o compañeros del trabajo, el aguinaldo peligra, por lo que es importante elaborar un presupuesto para tomar la mejor decisión del destino que se le dará a esta prestación económica.

Resaltó que de decidir gastarlo en regalos, lo mejor es programar con tiempo las compras, ya que de hacerlo de última hora podría quebrar las finanzas, además de elaborar una lista previa y evitar adquirir regalos costosos sólo por quedar bien.

Recomendó a los usuarios procurar destinar una parte del aguinaldo para lo que se desea comprar y guardar otra parte en alguna cuenta de ahorro o incluso invertirlo para que llegue a enero.