El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, advirtió que los recursos para reconstrucción en 2018 se aplicarán de manera muy estricta, "lo vamos a supervisar peso a peso en cuanto a materiales, compañías constructoras, todo".

Recordó que los recursos aprobados para la reconstrucción en 2018, la cual seguirá siendo prioridad, son de más de ocho mil 700 millones de pesos. Confirmó que no habrá nuevos impuestos, sólo los ajustes inflacionarios marcados por la ley.

En su oportunidad el secretario de Finanzas de la capital, Edgar Zamora, estimó que el cierre de este año fue adecuado, se cumplieron las metas que el gobierno estableció en el paquete económico, y a pesar de que hubo un ajuste en materia de recursos federales "remontamos el faltante inicial y estamos cerrando bien".

Puntualizó que la dependencia a su cargo busca que el cierre de esta administración sea balanceada para evitar problemas posteriores a la ciudadanía, y añadió que hubo reasignación de recursos en algunos rubros.

En otro tema Mancera Espinosa añadió que la tecnología que se utilizará en los verificentros de la capital mexicana, y que servirá para medir partículas finas, ya se utiliza en Costa Rica, España, Alemania y Chile, por mencionar algunos países, y estará disponible a partir del segundo semestre del próximo año.

Al respecto la secretaria del Medio Ambiente, Tanya Müller García, puntualizó que la capital mexicana será la primera en la que 55 centros de verificación vehicular autorizados contarán con dicha tecnología.

“Permitirá tener datos precisos sobre las partículas finas que emite el parque vehicular, para posteriormente realizar programas, acciones y una política pública muy eficaz para regular las emisiones ultrafinas que provengan de dicho parque, así como la inspección físico-mecánica, que no sólo es un tema de seguridad”.

Recalcó que no habrá incrementos en el costo de la verificación ni en sus procedimientos, tampoco en el calendario para realizarla, y que se continuará trabajando con la Norma Federal 167.

“Lo que la Ciudad de México hace ahora es ponerse nuevamente a la vanguardia, al incorporar tecnologías que servirán para tener mediciones específicas y posteriormente utilizar esos datos duros para la normatividad o regulación que tendrá que venir en una etapa posterior, como lo recomienda la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)”, agregó la funcionaria local.