La actriz Erika de la Rosa, quien participa en la telenovela “Caer en tentación”, expresó que entre sus propósitos de Año Nuevo están ser más paciente, menos regañona con su hija de seis años, más responsable en determinados asuntos y ser más agradecida.

“No puedo pedir más, tengo muchas bendiciones por muchas partes, este año peculiarmente fue muy importante para nosotros los mexicanos, si hoy en día estoy viva es de agradecerse, deseo que nuestro país sea cada vez mejor”, declaró.

Agregó que le encanta esta época porque es muy familiar, puede compartir con su hija, aprovecharla, ya que generalmente trabaja toda la semana y por ello valora mucho los días libres.

En entrevista con Notimex, comentó que es una gran responsabilidad y un milagro ser mamá “es el trabajo más importante de la mujer, el que yo tenga la oportunidad de poder hacerlo y aprender de ello todos los días es un reto diario”.

Debido a que estos días sigue grabando para el mencionado melodrama de Televisa, De la Rosa no puede salir de la ciudad, así que sus padres llegarán de Ciudad Juárez a la capital mexicana para festejar con ella.

“Cualquier ritual o situación que te funcione para unirte con la familia, sentirte bien y enaltecer la fe que tengas, me parece perfecto; nosotros en casa ya tenemos el arbolito, tengo nochebuenas por todo el departamento. Me gusta preparar la cena navideña junto con mi mamá”, concluyó.