El pleno de la Asamblea Legislativa aprobó, por mayoría, el Presupuesto de Egresos para 2018, el cual contempla recursos para la reconstrucción de la Ciudad de México luego del sismo del 19 de septiembre.

El dictamen avalado canaliza ocho mil 792 millones de pesos para las diversas acciones en favor de damnificados, así como a reconstrucción y adquisición de vivienda de quienes fueron afectados por el desastre natural.

Al fundamentar en dictamen, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, Mauricio Toledo Gutiérrez, aseguró que el Paquete Económico le cumple a los damnificados del 19 de septiembre.

“Son casi nueve mil millones de pesos para la reconstrucción, para la gente que desafortunadamente sufrió los estragos del sismo pasado del 19 de septiembre”, expresó.

Entre las acciones que se emprenderán en favor de la reconstrucción de la Ciudad de México y los afectados por el fenómeno natural se encuentra el destino de 400 millones de pesos para el Instituto de Vivienda.

Debido a que algunas delegaciones políticas fueron notoriamente afectadas, los diputados locales aprobaron que para Xochimilco y Tláhuac se canalicen 35 millones de pesos al rescate de la zona ejidal y chinampera.

Para el proyecto de desarrollo rural en los pueblos de Santa Rosa Axochiac y San Bartolo Ameyalco se destinarán siete millones 200 mil pesos.

En el Presupuesto de Egresos discutido y aprobado en el órgano parlamentario se fortalecen programas en favor de adultos mayores, discapacitados y grupos vulnerables.

Además en materia de educación se tendrá una economía de 250 millones de pesos para mantenimiento, infraestructura y diversos apoyos para los niños y niñas de escuelas públicas de la ciudad.

Para fortalecer la infraestructura urbana dañada se tendrán recursos por mil 100 millones de pesos; se robustecerá a la Agencia de Gestión Urbana para ayudar en drenaje, agua potable, reencarpetado y alumbrado público.

En el dictamen avalado, los diputados incluyeron en el Decreto el Artículo XIX, mediante el cual la Secretaría de Finanzas del Gobierno de la Ciudad de México deberá suministrar en el primer trimestre del siguiente año 35 por ciento del total de recursos correspondientes a las demarcaciones territoriales.

De acuerdo con el diputado Mauricio Toledo “esto significa que los estados de ánimo de un funcionario o los estados de ánimo de un partido político estarán olvidados en el cajón, porque lo más importante es saber que el dinero público es el dinero de la gente y lo único que está haciendo la Asamblea Legislativa es regresarle al pueblo sus impuestos”.

A su vez el asambleísta César Cravioto Romero, de Morena, consideró que la distribución de los recursos por delegación se realizó de manera inequitativa y ejemplificó que a la delegación Iztapalapa se le otorgó un presupuesto adicional de 606 millones de pesos y a la delegación Tlalpan sólo 140 millones de pesos.

A su juicio, el Presupuesto de Egresos de la Ciudad de México para 2018 “es un presupuesto electorero”, que no atiende las verdaderas necesidades de los capitalinos.