Un total de 149 personas indígenas y de escasos recursos económicos fueron liberados por su disciplina y buena conducta, con el objetivo de que logren reinserción social y laboral.

En un comunicado el gobernador Alejandro Murat Hinojosa se destacó el trabajo conjunto que realiza la Defensoría Pública del Estado con el Poder Judicial y Legislativo, para impulsar este tipo de programas.

El mandatario estatal calificó como un acto de justicia humanitaria esta iniciativa y entregó seis boletas de liberación.

En presencia de las y los beneficiarios y sus familias resaltó que este es un acto solidario que abre nuevas oportunidades de vida, de reinserción social y laboral, a quienes fueron privados de su libertad por la comisión de delitos del fuero común.

En su oportunidad el Director de la Defensoría Pública del Estado, Jesús Gerardo Herrara Pérez, exhortó a las personas que alcanzaron su libertad, a sumarse en el desarrollo de Oaxaca, porque “hoy el Estado requiere de ciudadanos responsables, que tengan la convicción de aportar a la sociedad”.

 A nombre de las y los favorecidos por esta acción, la señora Lucina López García, agradeció este gesto que les permite ahora gozar de libertad, “hoy es un momento de felicidad para nuestras familias y todos nosotros que alcanzamos la libertad".