Nativa de México, la flor de Nochebuena es una de las plantas ornamentales que más se comercializan en el mundo durante la época decembrina, informó la embajada mexicana en Guatemala.

Con una producción de más de 17 millones de plantas este año, la flor de Nochebuena (Euphorbia pulcherrima), se exporta a mercados de Estados Unidos y de países de América, Europa y Asia.

Según especialistas, el nombre náhuatl de esta planta, cuetlaxóchitl, significa “flor de cuero”. Por su belleza y colorido adorna hogares en México y alrededor del mundo.

Los aztecas la asociaban con la pureza y la resucitación de los guerreros muertos en batalla, y la ofrendaban al sol con la finalidad de renovar sus fuerzas.

En el rubro de las plantas ornamentales, genera más de tres mil empleos directos y nueve mil indirectos, particularmente en el centro del país.

México produce más de 30 variedades de flor de Nochebuena, que crece entre los meses de noviembre y diciembre.

Entre las variedades más comunes figuran Freedom, Subdiji y Prestige Red, que representan el 70 por ciento de la producción en la ciudad de México.

También se produce Joy Pink, White Red Angel y Festival, estas variedades muestran diversos colores como rojo, amarillo, rosa, blanco, rayado y marmoleado.

Según la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) de México, para abastecer la demanda en esta temporada decembrina se produjeron más de 17 millones de plantas de nochebuena.

Las cinco principales entidades productoras de flor de Nochebuena son Morelos, con un volumen de 6.6 millones de plantas, Michoacán, cuatro millones, Ciudad de México, 3.1 millones, Puebla, 1.4 millones, y Jalisco, con 1.3 millones de plantas.