En cumplimiento a los acuerdos del Consejo Nacional de Seguridad Pública y de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública publicó las cifras de incidencia delictiva con base en una nueva metodología para el registro y clasificación de los delitos y las víctimas.

Entre ellos se incluyen el feminicidio, tráfico de menores, abuso sexual, el narcomenudeo, así como medioambientales e incumplimiento de obligaciones de asistencia familiar, dio a conocer la Secretaría de Gobernación a través de un comunicado.

La nueva metodología es resultado de un amplio proceso de socialización y trabajo en el que participaron el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), organizaciones de la sociedad civil, academia, la Procuraduría General de la República, procuradurías y fiscalías generales de los estados.

Para lograr una adecuada transición hacia la metodología, se capacitó cerca de nueve mil agentes del ministerio público a nivel nacional y se dio apoyo a las Áreas de Análisis y Estadística de las instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia para el fortalecimiento de sus capacidades para la integración y reporte de información al Sistema Nacional de Seguridad Pública.

La nueva cuenta con diversas ventajas y atributos, lo que permite elaborar análisis más precisos sobre el fenómeno delictivo, realizar evaluaciones más rigurosas, así como mejorar la transparencia y rendición de cuentas y el diseño de políticas públicas orientadas al combate al fenómeno delictivo en México.

Entre las ventajas más importantes destacan que ofrece una mayor desagregación de los delitos, de 22 a 53, agrupados en siete bienes jurídicos afectados: vida e integridad corporal; libertad personal; libertad y seguridad sexual; patrimonio; familia; sociedad, y otros bienes jurídicos afectados.

Indicó que al incrementar en más del doble las categorías de delitos se dispone de información delictiva más desagregada y precisa. Esto permite reducir la anterior categoría de “otros delitos” en un 67 por ciento.

Dentro de las nuevas categorías destacan: feminicidio, narcomenudeo, violencia familiar, violencia de género, abuso sexual, hostigamiento sexual, incumplimiento de obligaciones de asistencia familiar, corrupción de menores, trata de personas, medioambientales y falsificación.

Asimismo se basa en la Norma Técnica para la Clasificación Nacional de Delitos del Fuero Común para Fines Estadísticos del INEGI, la cual es una clasificación estructurada, estandarizada, consistente y compatible a nivel nacional e internacional.

La Secretaría de Gobernación indicó que también amplía la información sobre víctimas para un mayor número de delitos, es decir, además de homicidio, secuestro y extorsión, ofrece datos de víctimas para los delitos de lesiones, feminicidio, tráfico de menores, rapto, corrupción de menores y trata de personas.

"Ahora, la información sobre víctimas se presenta de manera desagregada por sexo y dos grandes grupos de edad: menores y mayores de 18 años" se subrayó.

También ofrece una mayor precisión en la información ya que establece la forma de comisión del delito (doloso y culposo), los elementos de la comisión (con arma blanca, con arma de fuego, en accidente de tránsito) y la forma de acción (con violencia y sin violencia).

La nueva metodología no implica un cambio en la magnitud ni en la tendencia de la incidencia delictiva total, representa solamente información más desagregada, específica y precisa, es decir, más y mejor información, añadió la dependencia federal.

Asimismo, informó que en atención a un acuerdo de la Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, que instruyó “crear una plataforma que permita homologar e interconectar las bases de datos sobre violencia de género”, entre los cuales se encuentra la información relacionada con el delito de feminicidio, dicha plataforma será presentada en enero de 2018.

La información incluirá delitos, víctimas y datos del sistema nacional de llamadas de emergencia 9-1-1 relacionadas con la violencia contra las mujeres.