El desarrollo de la competitividad interna de las empresas es la clave para alcanzar sus objetivos de una manera rápida y permanente, al potencializar el rendimiento de cada uno de los empleados y maximizar sus habilidades a través de la capacitación, señaló la firma Moudus.

La consultora que brinda herramientas y estrategias a empresas en la materia expuso que la capacitación de los empleados maximiza sus habilidades y su productividad, herramienta que se convierte en estratégica para mejorar la competitividad de las corporaciones.

Expuso en un comunicado que dicho objetivo impacta de manera positiva en la satisfacción, desempeño y compromiso de los empleados, quienes genuinamente encabezarán la misión y visión de la empresa.

La socia fundadora y entrenadora de negocios, Kirsten Jepsen, explicó: “La competitividad, medible cualitativa y cuantitativamente, debe crearse desde el interior no sólo de las empresas, sino de cada uno de los colaboradores”.

Además, indicó, “el desarrollo de la competitividad interna de una empresa implica enfocarse en potencializar el rendimiento de cada uno de los empleados y maximizar sus habilidades para que, al trabajar en equipo, incrementen la ganancia de la empresa y tengan la ventaja que otros no poseen”.