Durante el año que está por concluir, Diconsa entregó más de 140 mil toneladas de alimento a comedores comunitarios que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) opera en el país.

El director general de la paraestatal, Héctor Velasco Monroy, destacó que para llevar a cabo el abastecimiento de estos espacios de convivencia, la flota vehicular recorrió alrededor de dos millones 568 mil 870 kilómetros.

Explicó que a estos comedores acuden más de 600 mil personas diariamente por dos comidas gratuitas, entre ellos, niños, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, adultos mayores y personas con discapacidad, especialmente.

De acuerdo con Velasco Monroy, el Estado de México cuenta con dos mil establecimientos que, en total, atienden por día a 240 mil personas de 119 de los 125 municipios que integran la entidad mexiquense, y en cada comedor, Diconsa moviliza tres toneladas mensuales de alimento.

Mientras que en Guerrero, la paraestatal surte mil 200 comedores con 15 almacenes rurales distribuidos en las regiones de La Montaña, Costa Chica, Centro, Costa Grande, Norte, Tierra Caliente y Acapulco, donde se desplazaron, a finales de este año, dos mil 600 toneladas de mercancía.

La tercera entidad con más espacios de este tipo es Michoacán, donde operan 500 comedores de la Sedesol en 77 municipios, los cuales son surtidos por 11 almacenes rurales, explicó el directivo.

En tanto, agregó, en Puebla, Diconsa suministra 100 centros de alimentación y convivencia localizados en 34 municipios, donde se desplazan mensualmente 220 toneladas de artículos para beneficio de casi 10 mil personas.

Mencionó que los productos que se distribuyen en dichos espacios, donde se promueve la convivencia y se regenera el tejido social, son aceite vegetal, agua embotellada, arroz, atole de amaranto, atún en agua, azúcar, barra de frutas, café molido, carne deshebrada envasada, chiles jalapeños y chipotle, cereal multigrano, chocolate en polvo y frijol.

Además de galletas de animalitos, harina de maíz, huevo, jugo de fruta envasado, leche semidescremada, lentejas, mezcla de vegetales deshidratados, mole negro y rojo, y pasta enriquecida para sopa, entre otros.