El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), advirtió que los ciberdelincuentes aprovechan los descuidos de los compradores para cometer ilícitos, por lo que es necesario tomar medidas adicionales para adquirir productos de manera segura en Internet.

El organismo precisó que las transacciones en línea implican el uso de datos personales como nombre, números de tarjetas de crédito y débito, códigos de seguridad e incluso la dirección del comprador para las entregas a domicilio.

Ante ello, es necesario verificar que los sitios de Internet cumplan con los criterios para reducir los riesgos del tratamiento indebido de la información personal.

Así como desconfiar de las grandes ofertas y descuentos especiales, ya que existen portales que se valen de precios irreales para cometer fraudes, así como considerar los costos y tiempo de envío del producto, algunos provienen de otros países, lo que implica cargos adicionales.

Comprar por Internet representa una manera sencilla de adquirir diversos productos, usando una computadora, tableta electrónica o el teléfono móvil; sin embargo, es necesario tomar precauciones para evitar ser víctima de ciberdelitos como robo de identidad y fraude.

En este contexto, el INAI recomienda examinar las políticas de privacidad de la tienda en línea, condiciones de cancelación y cambio, su identidad, denominación legal, datos de ubicación física para realizar una posible reclamación y la forma de autorizar o rechazar los avisos comerciales y publicitarios.

Además de confirmar que la dirección inicie con https y no sólo http y que en la barra de direcciones se encuentre un candado, lo que indica que la información ingresada se transmitirá de forma cifrada y que se trata de un sitio válido.

Asimismo, llama a evitar hacer compras desde dispositivos ajenos o a través de redes públicas, tomar capturas de pantalla del proceso de compra y conservar las imágenes en un lugar seguro.

Conservar el número de identificación o folio de la compra, mantener cualquier comunicación entre el comprador y la tienda en línea, y guardar los comprobantes de compra para compararlos con los estados de cuenta bancarios.

También, activar en el banco el servicio de notificación de operaciones realizadas con la cuenta, para recibir avisos de las compras en el teléfono móvil o el correo electrónico, revisar las cuentas regularmente para detectar transacciones extrañas y contactar inmediatamente al banco en caso de alguna compra no reconocida.

El INAI resaltó que se debe evitar ingresar a los portales de las tiendas en línea a partir de vínculos recibidos por correo electrónico o mensajería, ya que es más seguro escribir la dirección directamente en la barra de direcciones del navegador.

Sugirió actualizar frecuentemente el antivirus, aplicaciones y sistema operativo del equipo de cómputo y dispositivos móviles, para evitar software malicioso, leer con mucha atención la descripción del producto y revisar las letras pequeñas que detallan el estado del mismo, antes de comprarlo.