Japón puso hoy por primera vez en órbita dos satélites a diferentes altitudes, en un único lanzamiento con un cohete H2A.

El cohete despegó del Centro Espacial de Tanegashima, en la prefectura de Kagoshima, en el suroeste de Japón, sobre las 10:26 hora local (1:26 GMT). El primer satélite, Shikisai, entró en órbita a una altitud de unos 790 kilómetros, aproximadamente 16 minutos después del lanzamiento.

Después, el cohete revertió la propulsión del motor para bajar su altitud y más tarde, a las 12:14 horas (3:14 GMT) aproximadamente, soltó el segundo satélite, Tsubame, a unos 480 kilómetros de la Tierra, destacó la cadena NHK.

El satélite Shikisai recopilará información que ayudará en las tareas de monitoreo y previsión de cambios climáticos. El Tsubame, por su parte, será utilizado para realizar pruebas tecnológicas en órbitas de baja altitud.

El cohete H2A, el principal vehículo de lanzamiento a gran escala de Japón, está diseñado para cumplir con diversas demandas de lanzamiento, a un menor costo y con un alto grado de confiabilidad, haciendo el mejor uso de la tecnología de vehículo de lanzamiento H2 .

Su diseño simplificado y la eficiencia mejorada de los procesos de fabricación y lanzamiento han logrado una de las mejores relaciones entre rendimiento y costo del sistema de lanzamiento en el mundo, reduciendo el costo de los lanzamientos a la mitad o más.