Al afirmar que los ciudadanos están hartos de la arbitrariedad y la corrupción, el precandidato del PRI al Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, planteó la necesidad de reformar al gobierno para que éste sirva a los ciudadanos.

Durante un encuentro con priístas de la delegación Magdalena Contreras, sostuvo que, de obtener la candidatura y luego el triunfo en las urnas, devolvería al ciudadano los servicios que las autoridades les han regateado en los últimos 20 años.

Es hora, dijo, de un cambio en el gobierno, que sirva a los ciudadanos y no que los gobernantes se sirvan de la gente y por eso será una candidatura ciudadana “de abajo hacia arriba”.

Mikel Arriola advirtió que en los últimos 20 años las autoridades se han heredado los puestos públicos y han condicionado los servicios “y eso no se vale”.

Insistió en que se debe de cambiar el tipo de gobierno para hacerlo incluyente y donde quepan los ciudadanos, con políticas públicas que ayuden a la gente a salir adelante.

Aunque recordó que la ley electoral le prohíbe de momento hacer propuestas, dijo que se vale soñar y sueña con una ciudad donde el Metro y el Metrobús sean servicios gratuitos para los ciudadanos.

Llegó la hora de que dejemos de ser una ciudad grande para volver a ser una gran ciudad, y por ello pidió el apoyo de los priístas para llegar a la candidatura y a la Jefatura de Gobierno en 2018.

Reconoció la apertura del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que abrió sus puertas a simpatizantes para convertirse en candidatos, lo que le permitió estar en esta contienda porque “en el PRI cabemos todos”.

Se refirió al rescate del Río Magdalena, de los pocos en la ciudad con cauce abierto, y adelantó que, de llegar a la Jefatura de Gobierno, tomaría esa experiencia como modelo para abrir otros que fueron entubados en distintas épocas “no sé por qué”.