Debido al elevado flujo de personas en centros comerciales durante estas fechas, las compras en línea se han vuelto una ventaja, sin embargo, también podrían representar un riesgo de seguridad por la ciberdelincuencia.

El estudio Breach level index, realizado por la empresa de seguridad digital Gemalto, reveló que durante la primera mitad de 2017 se cometieron 918 infracciones de datos en todo el mundo, 13 por ciento más en comparación a los últimos seis meses de 2016.

El robo de identidad representó la tercera parte de las infracciones, que sugiere un aumento de 49 por ciento, en relación a los seis meses anteriores, donde se descubrió que el correo electrónico fue una de las vías más utilizadas para perpetrar los ataques, en el que la relación pishing/correo electrónico fue de uno de cada 680.

La compañía en ciberseguridad refirió que en la actualidad el comercio electrónico, sector minorista o de retail, figura entre los rubros con mayor crecimiento en incidencias por ataques cibernéticos, debido al manejo de grandes volúmenes de información.

Asimismo, señaló que el alza en las compras en línea, propician que sectores de negocios que antes no eran importantes, ahora se encuentren bajo la mira de atacantes, lo que afecta grandes ecosistemas.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet, desde 2015 el comercio eléctrico presentó un crecimiento de casi 60 por ciento, al registrar ventas por 16.22 billones de dólares, equivalentes a 257 mil millones de pesos.

Además, estimó que siete de cada 10 cibernautas mexicanos realizaron al menos una compra digital entre mayo y julio de 2016 en alguna página internacional, siendo Estados Unidos el país con mayor compra a nivel global.

Ante este panorama, la empresa en seguridad digital, sugiere checar que las direcciones del navegador comiencen con “HTTPS” o el icono del candado cerrado, antes de compartir información personal.

Así como asegurarse que el sitio web sea legítimo y verificar que cuente con datos de contacto, atención a clientes y certificaciones que garanticen su autenticidad, además de comparar los precios para identificar los sitios disfrazados y saber cuándo una oferta es muy buena para ser real.

También recomienda utilizar contraseñas que combinen mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales y proteger los dispositivos inteligentes con seguridad integral.

Respecto a las empresas aconseja generar confianza entre los clientes con la barra de navegador color verde a través del uso de certificados SSL; usar sellos de confianza en lugares visibles dentro del sitio web y mantenerse alerta de intentos de conexión a hots maliciosos o sospechosos.