La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de forma total temporal el Horno de Fusión de la Empresa Fundidora y Maquinados del Norte, debido a incumplía con las normas de emisiones.

Dicha acción en contra de la empresa ubicada en el municipio de Escobedo, Nuevo León, fue en atención de una denuncia ciudadana donde se alertaba sobre las altas emisiones de la citada fundidora.

Por lo anterior, personal de la Profepa visitó las instalaciones y constató que el Horno de Fundición N° 3 excedía los límites máximos permitidos por la norma ambiental para partículas.

Además, encontró que la canalización del horno no cumple con la altura que establece la NMX-AA-009-1993-SCFI, y se constató que la empresa, dedicada a la fundición de hierro, no actualizó su Licencia Ambiental Única, la cual es expedida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Tampoco presentó la Cedula de Operación Anual 2014, 2015 y 2016, ni realizó la evaluación de emisiones contaminantes a la atmosfera, como es su obligación.

Por todo lo anterior, de acuerdo a lo que dicta la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente se realizó la clausura total temporal, la cual procede al presentarse algún riesgo inminente que puede causar un desequilibrio ecológico.

Por ello la empresa no podrá realizar ninguna actividad productiva hasta dar cumplimiento a las medidas ordenadas por la procuraduría ambiental.