Luego de los sismos de los días 7 y 19 de septiembre pasado, la comunidad artística puso manos a la obra para ayudar a los cientos de damnificados en los estados de México, Oaxaca, Morelos, Tabasco, Guerrero y la Ciudad de México.

El 2017 será recordado como un año donde no sólo el pueblo mexicano se unió para levantar al país, pues a la labor se sumaron creadores y artistas de diversas disciplinas: escritores, teatreros, músicos, artistas plásticos y cantantes, quienes añadieron esfuerzos para salir adelante ante la fuerza de la naturaleza y demostrar que México sigue en pie.

El artista Francisco Toledo, su hija la escritora Natalia, el poeta Mardonio Carballo, el musico Horacio Franco, los cantantes Susana Harpa, Lilia Downs y el tenor Arturo Chacón, así como miembros de la compañía yucateca de teatro Sa'as tun se sumaron a las brigadas de apoyo en diferentes puntos de esta ciudad.

Mientras que instituciones como la UNAM, el INBA, la Casa Refugio Citlaltépetl, la Universidad del Claustro de Sor Juana, Teatro La Capilla, y colectivos independientes participaron, ya sea instalando centros de acopio, o bien, donando sus taquillas a la situación de emergencia.

En la Casa Refugio Citlaltépetl se organizó una jornada musical con Horacio Franco, César Lara y Matthew Rohde, en la que se guardó un minuto de silencio con “el puño en alto”.

Luego de interpretar "Fantasía No. 6 para flauta sola", del compositor Georg Philipp Telemann, Horacio Franco se unió al talentoso guitarrista y educador musical estadounidense Matthew Rohde para una sensible interpretación del movimiento “Andante”, parte de la "Sonata BWV 1034", de Johann Sebastian Bach.

Enseguida, Matthew Rohde y César Lara ofrecieron sentidas versiones de Agua y vino, del compositor brasileño Egberto Gismonti, así como Tango suite, del compositor argentino Astor Piazzolla, cuya interpretación conmovió a los asistentes al acto simbólico.

Por su parte, los poetas Natalia Toledo, Mardonio Carballo y el artista juchiteco, Demian Flores también se movilizaron y durante el cierre de la Fiesta de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios de la Ciudad de México, llamaron a la sociedad a participar en diferentes colectas que se efectuaron en su momento en diferentes puntos de la ciudad.

También, anunciaron la realización de concierto a beneficio de los damnificados, 7 de octubre en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, y por si fuera poco llamaron a depositar en la cuenta bancaria que abrieron para la causa.

Con la voz quebrada por el dolor de sus hermanos juchitecos, en el Escenario Principal, Natalia Toledo agradeció que la fiesta haya abierto sus brazos para instalar un Centro de Acopio, donde se recibieron alimentos, medicinas y artículos de primera necesidad.

En su oportunidad, el tenor sonorense Arturo Chacón se sumó a las brigadas de apoyo que ayudaron al rescate de personas.

A través de un video mensaje difundido por Facebook Live, mostró su llegada a la Plaza de la Constitución para sumarse a las tareas de rescate en las zonas afectadas. "Hay instituciones que están aceptando donativos y si tienen fuerza y ganas, vénganse al Zócalo, aquí se están formando las brigadas de apoyo.

Vamos a ayudar, vamos a salir adelante, México está de pie. Aquí estamos en el Zócalo de la Ciudad de México, se ve la gente que esta llegando a los centro de acopio, estamos aquí, los mexicanos siempre unidos, ayudando, y solidarizándonos unos con otros, y aquí estamos para ayudar lo mejor que podemos’, señaló el cantante visiblemente consternado.

En ese rubro, también su mentor, el tenor Plácido Domingo, se solidarizó una vez más con el pueblo de México, tal como lo hiciera tras el temblor de 1985, cuando participó activamente en las labores de rescate y por lo que fue reconocido hace dos años con la entrega del Premio Ángel de la Ciudad.

Esta vez, el tenor expresó sus muestras de apoyo a través de "Twitter" con una imagen de nuestra bandera y la frase Orando por México: "Mi corazón con México. Comparto el mismo dolor de hace 32 años. Dios Bendiga a todas las familias y a la maravillosa gente de México", escribió en Facebook.

La compañía yucateca de teatro independiente Sa'as Tun, que dirige Conchi León, se sumó a la ayuda desde el primer momento, primero con algunos de sus miembros apoyando de manera individual en las horas de urgencia, en la colonia Roma, y más adelante en Jojutla, Morelos.

Después con funciones de teatro para niños, en diferentes espacios (La Titería y algunos albergues), llevando un poco de alegría a los infantes damnificados, y donando la taquilla de su montaje "El manantial del corazón", en el Teatro de la Ciudad.

La llamada generación “Milennials” o generación del “Milenio”, puso en marcha también cinco iniciativas para donar tras el sismo.

Se trata se jóvenes y con mil ideas en la cabeza que utilizaron su talento y creatividad para aportar ese granito de arena que tanto se necesita en el país tras el sismo del 19 de septiembre.

Ni los 7.1 grados Richter pudieron acabar con la iniciativa y solidaridad de cinco proyectos que no buscan el beneficio propio, sino apoyar a quien más lo necesita porque en estos tiempos es lo que México requiere.

Andonella, MERCADORAMA, A la antiguita, Heart & Passion y #FotosPorMéxico demostraron que un país unido es posible vendiendo playeras con diversos estampados, cursos de autopeinado por la red, etcétera.

"Central de Muros", integrado por alrededor de 30 artistas dedicados al muralismo en la fachada de la Central de Abastos de la Ciudad de México, se sumaron a la causa posponiendo sus actividades y haciendo acopio de víveres en apoyo a damnificados. De igual forma, donaron diferentes obras en una iniciativa llamada #ayudaconarte.

En ese sentido, por medio de la donación de obras, más de una docena de artistas, entre ellos Gabriel Orozco, se unieron a la iniciativa que la consultoría Se Habla Español puso en marcha para la recaudación de fondos con la misma causa. Una subasta fue el medio que estos artistas y colectivos utilizaron para hacer frente a esta crisis humanitaria.

De igual manera, diferentes festivales y talleres se han unido con el objetivo de difundir el espíritu de ayuda y esperanza que necesitan millones de mexicanos en todo el país, y es por ello que se convocó a todos los artistas gráficos, sea cual fuera su disciplina: fotografía, ilustración, animación, pintura, etcétera, a la creación de materiales que inspiren ánimo y resistencia a través de redes sociales, utilizando los hastags #sialaesperanza

Por otro lado, estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) también lograron hacer grandes cambios con acciones tan simples como la venta de estampas con la ahora famosa perrita rescatista Frida.

La ayuda llegó también desde el extranjero, fue el caso de Bruselas, donde grupos de música mexicana establecidos en esa ciudad ofrecieron un concierto a beneficio de las labores de rescate del sismo.

La iniciativa fue tomada por los grupos Mariachi Sabor a México, 4 Cascabel y Bruxsel Fandango Project formados tanto por mexicanos como por europeos aficionados a la cultura del país azteca.

“Como mexicanos en el extranjero, nos ha dolido no poder ayudar personalmente en esta gran tragedia nacional. Por esta razón, nos hemos movilizado para recaudar fondos y enviarlos a diferentes estados de la República y a asociaciones que más lo necesitan”, explicó a Notimex Rodrigo Santos García, violinista de los Mariachi Sabor a México. Los fondos reunidos fueron enviados a la brigada de rescate Topos Tlatelolco.

Poco después, organizaciones como el Fondo de Cultura Económica, Save the Children MX y la Secretaría de Cultura se unieron a los esfuerzos, llevando cuentacuentos y otros espectáculos en los que la palabra estuvo presente en hospitales, plazas públicas y albergues con mayor grado de calidad posible.

El teatro también "salió al quite", a través de las compañías Teatro de Babel y Organización Secreta Teatro, que donaron parte de sus ingresos durante sus funciones en octubre pasado en el Centro Cultural del Bosque.

Después del dictamen que confirmó el buen estado de los teatros dependientes del Instituto Nacional de Bellas Artes, ambas compañías programadas por la Coordinación Nacional de Teatro ofrecieron una serie funciones a partir del 5 de octubre.

Derivado del sismo de 8.2 que causó destrozos y víctimas fatales en Oaxaca, Chiapas y algunas zonas de Tabasco, las cantantes mexicanas Lila Downs y Susana Harp, junto con otros artistas, efectuaron un concierto benéfico el pasado 18 de septiembre en el auditorio Guelaguetza en la ciudad de Oaxaca.

Al recital se sumaron Aida Cuevas, Filippa Giordano, Tania Libertad, Geo Meneses y Alejandra Robles.

De acuerdo con Downs, los fondos recaudados fueron entregados a una fundación que duplicará el donativo y también existe otra fundación que donará un peso por cada peso recaudado y así poder apoyar a las comunidades más afectadas con el desastre natural además de las víctimas por familiares fallecidos y destrozo de viviendas.