Los luchadores Cancerbero y Raziel consideran que su experiencia será determinante este 25 de diciembre para salir con vida de la jaula y defender sus máscaras, listos para cualquier situación que se presente, incluso una traición entre ellos.

Ambos luchadores serán parte de la función “Sin salida” en la Arena México, donde 10 gladiadores pondrán en juego lo más preciado en su carrera, aunque ambos rudos con la confianza de que saldrán del inmueble como triunfadores.

“Creo que estamos nerviosos como cualquier ser humano, también (estoy) ansioso porque soy rudo”, dijo Cancerbero en entrevista con Notimex, listo para hacer cualquier cosa por salvar su identidad, incluso luchar con su compañero Raziel, pues las alianzas en una lucha de este tipo quedan en el olvido.

“Todos quisiéramos destrozar a todos, en especial quisiera acabar con mis rivales, pero no hay alianzas y si me toca con mi compañero ni modo, será por salvar la máscara, pero vamos por esos técnicos y los vamos a terminar”, consideró el luchador.

Dejó en claro que sus más de 20 años como luchador profesional podrían pesar a su favor ante jóvenes con poca experiencia, quienes son buenos elementos y tienen hambre de triunfo, pero en desventaja ante un hombre que hace dos años apostó su máscara en un evento similar.

Será la segunda vez que la apueste, con el mismo objetivo de salvarla, pero si puede desenmascarar a Pegaso estará contento, “voy sobre él, espero que no vaya a huir rápido, lo esperaré lo más que pueda, pero tampoco voy a exponer mi máscara”, comentó.

Por su parte, Raziel aseveró que será él uno de los luchadores que salga con la mano en alto sobre jóvenes a quienes todavía les falta algo para enfrentarlo, dijo, además de que “esta máscara tiene mucho que dar en lucha libre y en el CMLL”.

Indicó que pese a la juventud y ganas de los jovenes se llevarán una sorpresa, en particular Fiero, aunque reveló que no puede confiarse ni de su propio compañero, quien hace dos años lo traicionó, algo que podría hacer nuevamente Cancerbero.

“Creo que soy su inspiración de los jóvenes, Fiero es el más novato y al que le debemos dar un estate quieto, está crecido, acaba de debutar, que sepa con quién se está metiendo y para la otra lo piense dos veces. Y tampoco hay alianzas, estaré atento con Cancerbero, que hace dos años me traicionó”.