La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) constató que el proyecto de restauración de la línea de costa en Punta Bete, en Quintana Roo, cumple con la autorización de impacto ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La Profepa explicó que la información fue corroborada el pasado 15 de diciembre durante una inspección a la empresa promovente que lleva a cabo ese proyecto en la zona federal marítimo terrestre y área marina colindante al hotel Grand Velas.

El proyecto situado en el municipio de Solidaridad, Quintana Roo, se encuentra terminado y en operación; además de que se llevan a cabo actividades de mantenimiento y rehabilitación de los geotubos que se encuentran deteriorados.

La Profepa refirió que durante la diligencia, el visitado presentó todos los documentales referidos dentro de los oficios de autorización y modificación emitidos en agosto de 2008 y junio de 2016 respectivamente, en favor de la empresa Promotora Turística Punta Bete.

Además, presentó los documentos señalados en las medidas de prevención y mitigación establecidas por esa empresa en la Manifestación de Impacto Ambiental Regional, y cuya verificación de los inspectores fue exhaustiva.

El proyecto original contemplaba la construcción de cinco protectores y seis geotubos promotores de playa en una superficie total de dos mil 150 metros cuadrados.

Sin embargo, la modificación autorizada al proyecto refiere a la reubicación de tres geotubos (G4, G5 y G6) desde la línea máxima de marea hasta 20 metros mar adentro, lo cual ha sido cumplido por la empresa.

La actuación de inspección se instrumentó con base en los términos de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

De esta manera, la Profepa fortalece su compromiso de conservar y proteger los recursos naturales y el medio ambiente, a través de la verificación de las obligaciones contenidas en las autorizaciones que expide la autoridad ambiental federal.