La Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría General de Justicia, ambas de la Ciudad de México, desalojaron a un grupo de personas que habían invadido por años un predio en la delegación Iztapalapa y que estaba destinado como panteón civil del pueblo de Culhuacán.

A través de un comunicado la delegación señaló que tras la recuperación se inició con las obras para cercar el espacio de siete mil 500 metros cuadrados y comenzar su acondicionamiento como cementerio.

Recordó que la demarcación ya había presentado una denuncia por despojo ante el agente del Ministerio Público y contra quien resulte responsable, por lo que anoche se llevó a cabo el desalojo con la presencia de la fuerza pública y la autoridad ministerial.

Detalló que las personas que se encontraban dentro del área ubicada en la esquina de avenida Tláhuac y Calle E, en el pueblo de Culhuacán ya habían edificado de menera ilegal un teocalli, además una vivienda de unos 100 metros cuadrados con varias habitaciones, incluida una habilitada como cocina y un baño con loseta en el piso.

Sin embargo, recalcó que se notificó a los 20 habitantes del lugar que deberían salir y se les permitió retirar sus objetos personales y una vez afuera las autoridades comenzaron con la demolición de las construcciones que se habían edificado de manera ilegal.

Al respecto, la jefa delegacional, Dione Anguiano Flores, señaló que cuenta con todos los requisitos y permisos para recuperar la propiedad y trabajar en el panteón para lo que se tiene un presupuesto asignado de 10 millones de pesos para iniciar la obra.

“Hoy les hablo para informarles que van tener un panteón digno, eso es lo que estamos haciendo el día de hoy, tuvimos que utilizar la fuerza pública, porque hemos estado en muchas negociaciones, y no se había cumplido la palabra”, comentó.

El inmueble fue asignado a la delegación Iztapalapa por el Gobierno de la Ciudad de México para el panteón del pueblo de Culhuacán.

Para la recuperación participaron 250 elementos de la Dirección General de la Policía Metropolitana y 100 de la Policía Sectorial; 100 elementos de la Policía Delegacional, apoyados con 35 vehículos policiales; 30 agentes de la Policía de Investigación; y un centenar de servidores públicos de las Direcciones Generales Jurídica y de Gobierno y de Obras.