Especialistas manifestaron que la tradición del Árbol de Navidad germinó en Alemania y su significado depende de las costumbres de la zona en donde se celebre esta práctica.

En entrevista con Notimex, el investigador Fabián Acosta Rico expresó que el primero en emplear un árbol de Navidad con fines de ornato navideño fue Martín Lutero, "quien al caminar por uno de los bosques alemanes se topó con un árbol que entre cuyas ramas se dejaban ver las estrellas".

"Eso le devino como en una especie de epifanía y al llegar a su casa quiso replicar lo que vio y colocó una serie de candelas en un árbol que previamente había cortado", comentó.

Agregó que no es extraño que hayan sido los alemanes quienes implementaran la tradición del árbol navideño, "ya que dentro de su propia mitología se habla de un árbol Yggdrasil, donde se cuelga el propio Odín Wotan para adquirir la ciencia de las divinas runas, arquetipos que le dan poderes taumatúrgicos o mágicos que lo posicionan como el dios más importante nórdico".

Añadió que el pino navideño recuerda a ese árbol sagrado "que lo vemos presente con los nórdicos, los hindúes o los budistas, es el árbol de la vida dentro de la tradición cristiana, el árbol que viene a traer nuevamente la redención a una humanidad que ha perdido la gracia o el contacto con dios".

El también académico de la Universidad del Valle de Atemajac mencionó que las luces de colores que adornan los árboles navideños en la actualidad representan a las estrellas.

Explicó que en todas las naciones anglosajonas se celebra con árbol de Navidad, "así como en todas las naciones que estuvieron bajo la influencia anglosajonas, las naciones colonizadas como Australia, Nueva Zelanda y en el extremo de Oceanía".

"Pero también se celebra en naciones como la nuestra, en donde se ha dado este proceso en el que se combinan tradiciones del cristianismo protestante como del cristianismo católico, y se acostumbra el arbolito navideño en las naciones latinoamericanas", indicó.

Mencionó que el árbol de Navidad "tiene una connotación hierofánica universal más neutra que el nacimiento, que sí está completamente asociado a la iconología cristiano católica y al culto a las imágenes que se da al interior de esta religión".

Comentó que el nacimiento no ha sido tan popular como sí lo ha sido el árbol de Navidad, "un árbol que ha podido ser adoptado por una infinidad de culturas que pueden ver en ese árbol sus propias representaciones sagradas con respecto a los árboles".

El también miembro del Centro de Religión y Sociedad de la UdeG puntualizó que en casi todas las culturas "encontramos al árbol revestido con esas connotaciones arquetípicas de ser el axis mundi".

Precisó que el árbol se ha popularizado más que el nacimiento, las posadas o las pastorelas como símbolos de la Navidad en el mundo, porque es una hierofanía más universal que el nacimiento".

Por otra parte, en entrevista con Notimex, El también presidente del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes, Efraín Franco Frías, indicó que algunos consideran que "en la época napoleónica de Maximiliano, cuando llegan los franceses en el siglo XIX, es cuando se introducen los primeros árboles de Navidad en México".

"Pero se da sobre todo a partir de la segunda guerra mundial, que es cuando va a prender muy fuertemente esta tradición que era del mundo europeo, de Europa central, de Europa nórdica y del mundo protestante", comentó.

El también director del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UdeG, afirmó que eso no formaba parte de la tradición católica pero tuvo una buena acogida.

Dijo que, además, a partir de 1940 o 1942, "cuando se da el convenio de braceros para que fueran cientos de miles de mexicanos a trabajar a Estados Unidos, de una u otra manera estos miles y luego millones de mexicanos entran en contacto con aquella cultura".

Explicó que se trataba de mexicanos "de extracción popular, del pueblo, quienes se vieron aculturados por algunas prácticas, por algunos rituales, por algunas celebraciones que hacían en Estados Unidos".

Detalló que por lo tanto el árbol de Navidad se introduce "sin tener tanta resistencia y empieza una competencia con los belenes, con los nacimientos".

"Avanzado el tiempo, sobre todo cuando conocida marca de refresco ingresa a este país en la década de los 50 de manera fuerte como una gran industria y que es la que tiene los derechos sobre Santa Claus, pues van a introducir este elemento que es más pagano", dijo.

Resaltó que para los europeos es San Nicolás y tiene otras acepciones, "no era un elemento que formaba parte de las posadas, de la tradición católica mexicana, pero se introduce, al principio por supuesto con mucha resistencia porque venía a confrontar a los Reyes Magos y la tradición del niño dios, algo que sí formaba parte de muchas generaciones desde la época colonial en nuestro contexto".

"Pero con la mercadotecnia, esta conocida marca de refresco no sólo introdujo a Santa Claus sino que metió su bebida e irrumpió y violentó las bebidas tradicionales: las aguas frescas, los ponches y demás, y en las posadas pues es común que ahora ese refresco esté presente", finalizó.

También se comenta que el árbol de Navidad era adornado con manzanas y velas en un principio, las manzanas simbolizaban el pecado original y las tentaciones, mientras que las velas representaban la luz de Jesucristo como luz del mundo, y conforme pasó el tiempo las manzanas y las velas se transformaron en esferas, luces y otros adornos.

Después se agregó la tradición de poner regalos para los niños bajo el árbol, enviados por San Nicolás o también conocido como Santa Claus o Papá Noel, o por los Reyes Magos, dependiendo las costumbres de la zona donde se encuentre el árbol de Navidad.