La Secretaría de Finanzas Públicas invitó a comerciantes y emprendedores que tienen un negocio pequeño a incorporarse a la formalidad a través del Régimen de Incorporación Fiscal.

En un comunicado, la titular de la dependencia, Jessica Blancas Hidalgo, explicó que este régimen intensifica acciones para que todas aquellas personas, cuyos ingresos no pasan de los dos millones de pesos al año, se beneficien de créditos a la vivienda, servicios de salud, seguridad social, apoyo para negocios y créditos al consumo.

Señaló que con la iniciativa Crezcamos Juntos, Afíliate, el Gobierno de la República facilita la incorporación de un mayor número de contribuyentes a los servicios médicos y de seguridad social del Instituto Mexicano del Seguro social (IMSS).

Quienes se inscriban pueden ahorrar con el fin de tener un crédito hipotecario del Infonavit; solicitar préstamos dirigidos a negocios con Nacional Financiera; tener acceso a créditos al consumo de Infonacot y contar con apoyos para crecer como emprendedor con el INADERM.

El beneficio para los negocios es que no se paga Impuesto Sobre la Renta (ISR) durante el primer año. A partir del segundo, la reducción del ISR disminuye 10 por ciento anualmente.

Para quienes tienen ingresos que no exceden los 300 mil pesos anuales no pagarán IVA ni IEPES por ventas al público en general.

Precisó que para inscribirse al Régimen de Incorporación Fiscal sólo basta el CURP, domicilio del negocio y la actividad económica a realizar.