La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y la Fiscalía General de Justicia del Estado de México acordaron acciones y estrategias conjuntas inmediatas para combatir la comisión de delitos de alto impacto, particularmente en las zonas limítrofes entre ambas entidades.

El procurador Edmundo Garrido Osorio y el fiscal Alejandro Gómez Sánchez acordaron acciones para combatir el robo a casa-habitación, a negocio, a cuentahabientes y a transporte público, informó la Procuraduría capitalina mediante un comunicado.

Precisó que entre los acuerdos están el intercambio de información y de bases de datos que permita ubicar a posibles delincuentes en el Estado de México y en la capital del país, principalmente los que operan en los 58 puntos colindantes entre ambas entidades.

Además habrá operativos simultáneos en zonas específicas para evitar el “efecto cucaracha”, que permite a los delincuentes pasar o huir de una entidad a otra, así como operativos conjuntos en las zonas limítrofes con base en los registros de incidencia delictiva mapeada y los reportes recibidos a través del número telefónico de emergencia 911.

Otra medida es abordar la problemática y establecer los mecanismos, estrategias y acciones de combate a la delincuencia desde una perspectiva integral que permita combatir a la cadena delictiva completa.

También está reforzar los convenios de colaboración para permitir el ingreso de elementos de una entidad a otra durante la persecución de delincuentes sorprendidos en flagrancia, y establecer objetivos y programas específicos para desarticular bandas completas en corto tiempo en las zonas que presentan mayores problemas de incidencia delictiva.

Las autoridades acordaron que la fuerza de tarea estará integrada por al menos 500 elementos de cada una de las unidades de Policía de Investigación.