El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, logró mantenerse en el poder luego que la oposición no reunió los votos suficientes en el Congreso para destituirlo por presuntos vínculos con la empresa brasileña Odebrecht.

Al término de una maratónica sesión, 79 legisladores votaron a favor de la moción de vacancia presidencial, ocho menos de los requeridos para cesar al mandatario. En tanto, 19 votaron en contra de la destitución y 21 se abstuvieron.

De esta manera, el presidente se mantendrá en el poder pese a la acusación de que una de sus empresas tuvo vínculos con la constructora Odebrecht. Por la mañana, Kuczynski acudió a la sede del Congreso y reiteró su inocencia.

El mandatario peruano se habría convertido en el primer gobernante destituido por el caso Odebrecht, compañía acusada de dar sobornos en más de 10 países a cambio de diversos beneficios.

La sesión legislativa mantuvo en vilo al país y fue transmitida prácticamente por todos los medios de comunicación.