El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Gustavo Arballo, consideró que México debe crear un plan estratégico para hacer frente a la reforma fiscal de Estados Unidos.

"El país debe de enfrentar, y aquí debe de participar mucho el sector privado junto con el gobierno, con un plan ante algo que no teníamos previsto y nosotros no estamos totalmente preparados y aquí no se vale decir, no nos pasa nada. Es motivo de un análisis", expuso.

Durante una reunión con medios de comunicación, comentó la reforma fiscal de México contiene aspectos positivos, sin embargo, también puede ser perfectible.

"Hoy tenemos la promesa del gobierno federal de no incrementar impuestos. En una reforma fiscal no todo es subir o bajar impuestos, no todo es eso; el gobierno tiene que ser facilitador para el cumplimiento de las obligaciones. Se ha incrementado la recaudación y esa es la mejor muestra", abundó Arballo.

En este contexto, Arballo adelantó que para el próximo año prevén un crecimiento de tan solo 0.3 hasta 1.0 por ciento, motivado por la conclusión de varias obras de infraestructura.

Mientras que para 2019 esperan una mayor recuperación, la cual llegará hasta 2.5 por ciento, principalmente por el impulso de reformas como la energética, por lo que para 2020 esperan un alza de 2.8 por ciento.

Para este año, la industria de la construcción cerrará con un ligero aumento de hasta 1.0 por ciento, aunque pudiera ser de menos 0.5 por ciento.