El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Otto Granados Roldán, señaló que la prioridad de la dependencia es que todos los alumnos de las escuelas afectadas por los sismos de septiembre pasado terminen de regresar a clases.

Recordó que prácticamente 99 por ciento de los estudiantes asisten a clases, excepto en Oaxaca y en Morelos, donde estimó que en coordinación con las autoridades educativas estatales, las actividades se regularizarán a más tardar el 15 de enero de 2018.

Al participar en la Tercera Sesión del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, destacó los avances en la estrategia para revertir el abandono escolar, el aumento en la cobertura educativa, la implementación del Nuevo Modelo Educativo y el Programa de Convivencia Estatal.

Ante el presidente de la República, gobernadores y otros secretarios de Estado, consideró que urge una colaboración más activa para revertir el abandono escolar, a través de la identificación de quienes dejan las escuelas por factores escolares o personales.

Resaltó que la Secretaría de Educación Pública impulsa sus trabajos para atender el derecho al desarrollo de los menores con la estrategia de equidad e inclusión plasmada ya en el Nuevo Modelo Educativo.

Dicho modelo incluye el plan para la enseñanza del idioma inglés y el Programa Nacional de Becas, para migrar a un auténtico sistema integral, con el fin de abatir la tasa de abandono escolar y que más niños y jóvenes sigan su trayectoria formativa en los distintos niveles.

Ante el presidente de la República, secretarios de Estado, gobernadores, legisladores y representantes de la sociedad civil, el secretario de Educación Pública explicó que en primaria hay una tendencia muy consistente a la baja en abandono escolar que difícilmente se revertirá; igual en secundaria, donde se ha reducido de 4.4 a 3.9 por ciento.

En educación media superior se ha advertido una tendencia estacional, aunque ya bajó de 15 a 11.8 por ciento en el ciclo escolar 2016-2017, explicó.

Destacó el avance en la cobertura, y precisó que en educación media superior se pasó en esta administración de 65.9 a 82 por ciento en las modalidades escolarizada y no escolarizada, y al término de este gobierno muy probablemente se llegará a 85 por ciento.

En relación a educación superior, indicó que se pasó de 32 por ciento a poco más de 37 por ciento.

Respecto a los derechos de niños, niñas y jóvenes, vinculados a la supervivencia, Granados Roldán señaló que hay planes y programas que incluyen enfoque en esa dirección, con una colaboración sinérgica entre las políticas públicas de salud y educación.