El Senado de Estados Unidos siguió hoy los pasos de la Cámara de Representantes y aprobó una extensión temporal del presupuesto que evitará el cierre del gobierno federal.

Sin embargo, excluyó cualquier alivio migratorio para los 690 mil beneficiarios del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), la mayoría mexicanos.

Con 66 votos a favor y 32 en contra, el Senado aprobó la llamada Resolución Continua que extiende el financiamiento del gobierno federal hasta el 19 de enero, luego que la Cámara de Representantes había hecho lo propio con 231 votos a favor y 188 en contra.

Sólo resta su promulgación por el presidente Donald Trump antes de las 11:59 del viernes para evitar el cierre de las operaciones del gobierno.

El senador demócrata de Vermont, Patrick Leahy, deploró que el acuerdo presupuestal no haya incluido las protección para los jóvenes beneficiarios del DACA . “Esta no es forma de gobernar”, dijo en la tribuna.

Leahy señaló que la decisión de no incluir el tema de los “dreamers” hará que los senadores lo consideren en las próximas semanas, tentativamente en enero. Leahy adelantó que votará a favor de dar protección a los jóvenes indocumentados.

A menos que los “dreamers” obtengan algún tipo de alivio antes del 5 de marzo de 2018, alrededor de 30 mil de ellos empezarán a ser elegibles para su deportación mensualmente.

Aunque varios senadores demócratas condicionaron su voto a la inclusión de las protecciones para los “dreamers”, su líder Charles Schumer no endosó la posición. Varios “dreamers” protestaron en la oficina de Schumer y lo acusaron de haberlos usado como piezas políticas.

Ocho "dreamers" y cinco activistas fueron arrestados este jueves en la Rotonda del Capitolio, cuando realizaban una de varias acciones de desobediencia civil. Por la mañana irrumpieron en el restaurante del edificio senatorial Dirksen y provocaron su cierre temporal por parte de la policía legislativa.

Elaborada por la mayoría republicana, la llamada Resolución Continua incluyó una extensión hasta marzo de los fondos para el Programa de Seguro de Salud para Niños (CHIP), pero dejó fuera el financiamiento del Departamento de Defensa para todo el año fiscal 2018.

Por separado, la Cámara de Representantes aprobó por 251 votos a favor y 169 votos en contra, incluidos los de 50 republicanos, el paquete de ayuda por 81 mil millones de dólares para Puerto Rico, Texas y Florida. Sin embargo, se espera que el Senado retome el tema hasta el mes de enero.