Orgulloso de ser quien recuperó la tradición de la pastorela en México, hace 57 años, el escritor y dramaturgo mexicano Miguel Sabido lamentó que su proyecto de montar cuatro de ellas en la Alameda de esta ciudad no se concretara, al parecer, por cuestión de recursos.

En entrevista con Notimex, el autor, quien recientemente fue homenajeado por sus 80 años de vida, resaltó que este tipo de piezas que aluden a la lucha entre el bien y el mal, se sigue representando en muchas partes del país.

“Infortunadamente a la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, le propuse que hiciéramos cuatro pastorelas en la Alameda, pero por cuestiones de presupuesto, no se hicieron”, lamentó el escritor de pastorelas como "El ermitaño".

Autor también de telenovelas históricas como “La tormenta”, “Los caudillos”, “La Constitución” y “El carruaje”, comentó que a sus 80 años de edad, tuvo que guardar todo, porque aparecieron homenajes por un lado y otro, “me asombró por la cantidad de cosas que hice”.

“A qué hora hice tantas cosas como telenovelas históricas, pastorelas, obras de teatro, investigación sobre la comunicación, novela y cuentos, por lo que estoy muy contento con estos reconocimientos, porque coronan mi carrera”, concluyó el maestro Sabido.

El dramaturgo mexicano decidió explorar la pastorela, considerado uno de los géneros teatrales que rescata las tradiciones populares de la cultura mexicana.

A partir de ahí dedicó gran parte de su trabajo a la investigación y elaboración de textos, en los que incluyeron el sentir del pueblo, que añoraba los festejos de las fechas decembrinas, lo que dio como resultado montajes con poesía mexicana, canciones tradicionales, petición de la posada entre el público, la piñata tradicional y la adoración al niño Dios.

Miguel Sabido nació en la Ciudad de México el 20 de noviembre de 1937. Dramaturgo y poeta, estudió Literatura Dramática en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Ha sido director de teatro, escritor y teórico de la comunicación.

También se le reconoce por ser pionero en las telenovelas históricas “La tormenta” y “Senda de gloria”.

En 1959 dirigió su primer montaje teatral, con el cual inició su carrera como director de escena, la cual suma ya más de 30 obras; entre ellas, destaca “Falsa crónica de Juana la Loca”.