En esta capital se organizaron diferentes posadas navideñas en beneficio de niños y adolescentes que atraviesan alguna situación de vulnerabilidad y que son atendidos mediante diferentes servicios otorgados por el organismo.

Autoridades del sistema DIF estatal indicaron que el objetivo es fomentar la conservación de las tradiciones en vísperas de Navidad.

En un comunicado, detalló que en el Centro para la Niñez con Discapacidad Intelectual y en Estado de Abandono Cien Corazones fue presentada la tradicional pastorela en la que participaron 51 niños y adolescentes.

Año con año son instruidos en los ensayos por el personal y quienes invitan a los benefactores que colaboran en este albergue para compartir un momento de reflexión.

Indicó que en la Clínica de Atención Especial (CAE), un total de 350 niños participaron en la posada navideña al disfrutar del canto tradicional, refrigerio, pastel, bolo y un show de payasos.

Además del encuentro, Una sonrisa por Madurez involucró a los padres de familia y tutores de niños atendidos en la clínica de conducta, para que obsequiaran un juguete a los pacientes con síndrome de Down.

Agregó que los pacientes con síndrome de Down entregaron una carta de agradecimiento para abonar con ello al fortalecimiento de una cultura de inclusión a favor de las personas con discapacidad compartida entre niños beneficiarios de ambas clínicas.

Resaltó que en la colonia Jalisco, 200 menores de edad convivieron en una posada organizada por la Dirección de Prevención de la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, quienes después de pedir posada y romper piñatas, recibieron un refrigerio, bolo y regalos sorpresa.