Trabajar con compañías independientes, crear nuevas formas de hacer teatro y concentrarse más en la dramaturgia mexicana son algunos de los planes que tiene la Compañía Nacional de Teatro (CNT) para el 2018, adelantó su director, Enrique Singer.

El destacado director teatral comentó que independientemente de los proyectos teatrales que normalmente hace la compañía, están abriendo nuevos espacios, por un lado, están trabajando en un nuevo proyecto donde se reúnen con otras compañías, la CNT produce y ya lo hace con agrupaciones teatrales independientes de distintas ciudades de los estados de la República Mexicana.

“Este es un proyecto muy importante, porque es un trabajo que le da una nueva dimensión a la CNT, ya estrenamos la primera obra con la compañía El Rinoceronte Enamorado, de San Luis Potosí, que se llamó 'La injusticia' y que estará en la Ciudad de México, el próximo año”, dijo Singer a Notimex.

En entrevista, explicó que para el 2018 ya tienen dos o tres compañías que están interesadas en participar, aunque todavía no se cierra el compromiso porque se está estudiando, pero ya están esas agrupaciones apuntadas en este programa piloto.

Otro proyecto, añadió, es abrirse a nuevas formas de hacer teatro, de producción con teatralidades distintas, las cuales están siendo exploradas por la comunidad; sobre todo las nuevas generaciones, en nuevas formas teatrales, que ya no son las tradicionales.

“Están tratando de evolucionar o de salirse de las formas tradicionales, buscando una relación mucho más cercana con el público o territorios de expansión estética, o dejar un poco atrás las formas dramáticas tradicionales, como puede ser la ficción. Estamos tratando de darle cabida a esos espacios de experimentación dentro de la compañía”, aseguró Singer.

Aclaró que la CNT no se dedicará sólo al teatro de sala tradicional, sino a ayudar a la formación de nuevas corrientes teatrales.

“Lo que estamos tratando de hacer es tender puentes de comunicación con distintos sectores de nuestra comunidad, y hacer que la Compañía tenga un impacto distinto, tanto para el público como para los directores y diseñadores mexicanos”, puntualizó.

También dijo que el próximo año, a corto y mediano plazo, la Compañía se concentrará en la dramaturgia mexicana, porque está poco apoyada.

Mencionó que una compañía de teatro se define mucho por su dramaturgia, porque no se puede hablar de un teatro nacional, sino tienen una dramaturgia nacional.

En ese sentido, dijo, la CNT tendrá un buen porcentaje de sus programas dedicados a distintos dramaturgos mexicanos, hay muchos tipos, pues la dramaturgia mexicana es muy amplia y muy colorida.

“Creo que hay que visitarla toda de una u otra manera eventualmente, nos vamos a concentrar en la dramaturgia mexicana, sin descuidar los clásicos y la internacional también visitaremos, pero dándole mucho mayor a la nuestra”, manifestó.

Respecto a la numeralia de la Compañía, se dijo que este año ofreció en la Ciudad de México 20 temporadas, cerca de 350 funciones con alrededor de 37 mil espectadores.

También llevó a cabo 32 giras nacionales en las que se realizaron 63 funciones que fueron vistas por cerca de siete mil espectadores, también hubo dos giras internacionales que tuvieron cerca de mil espectadores.

“Landrú y La mano del comandante Aranda”, de Alfonso Reyes; “La panadería”, laboratorio actoral inspirado en Der Brotladen, de Bertolt Brecht; “La hija del aire”, de Pedro Calderón de la Barca, en versión y con dirección de Ignacio García.

“El convivio del difunto”, escrita y dirigida por Martín Zapata, y “Enemigo del pueblo”, del dramaturgo y director David Gaitán, basado en el original de Henrik Ibsen, fueron las obras de estreno que llevó a escena este año la CNT.

“Dimos un poco más de funciones, creo que fueron temporadas interesantes y siento que la Compañía va bastante bien y sigue siendo el instrumento vital para la comunidad teatral mexicana y para el público”, aseguró Singer.

También dijo que los foros en los que se presentaron estuvieron llenos, “nos fue muy bien casi todas nuestras obras, bastante público, en nuestro espacio Héctor Mendoza que prácticamente siempre se llena y estamos logrando en El Colegio Nacional tener una presencia constante, también siempre se llena”.

Ahora están tratando de tener un poquito más de presencia en el Teatro Julio Castillo, del Centro Cultural del Bosque, y esperan vaya tomando más tradición, la presencia en este recinto.