El trabajo unido y coordinado de los empleados de la Secretaría de Salud es lo que evitó brotes epidémicos como consecuencia de los desastres naturales y disminuyó el embarazo en niñas y adolescentes durante 2017, resaltó el titular de la dependencia, José Narro Robles.

En un mensaje de fin de año a sus colaboradores, dijo que esta secretaría se distingue por su compromiso y trabajo con los mexicanos y los exhortó a redoblar esfuerzos en 2018 y seguir siendo ejemplo de que el trabajo en unidad y de forma articulada, asegura buenos resultados en beneficio de la sociedad.

Recordó que entre los logros de 2014 a 2016, destaca la reducción de 13.2 por ciento en el número de embarazos en menores de 14 años de edad, al pasar de 11 mil, a nueve mil 500, la cifra más baja desde 1986.

Asimismo, la disminución de las gestaciones en mujeres de entre 15 y 19 años de edad, al pasar de 447 mil 372 en 2014, a 389 mil 585 en 2016, es decir, una baja de 12.9 por ciento, la cifra más baja desde 1985.

Afirmó que la atención de la salud se debe dar sin distinción de preferencias, orientaciones, géneros, edades, condiciones sociales, económicas o culturales.

El secretario de Salud señaló que el control del sobrepeso, la obesidad y la diabetes son sólo algunos de los retos que deberán enfrentarse el próximo año, así como la cobertura universal efectiva y de calidad, el intercambio de servicios, la planeación conjunta de nueva infraestructura y la nueva medicina e investigación, la salud mental y las adicciones.