La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) emitió una recomendación a las delegaciones Miguel Hidalgo y Cuajimalpa, así como a los municipios mexiquenses Huixquilucan y Naucalpan para que cuenten con un inventario actualizado de las sustancias en las descargas de aguas residuales en el Río San Joaquín y en la Presa San Joaquín.   

También pidió a los gobiernos de la Ciudad de México y Estado de México, elaborar un Programa de Manejo Integral de Residuos Sólidos Urbanos en las zonas marginales del río y de la presa mencionados.

Lo anterior, a efecto de prevenir y acumulación de este tipo de residuos, y con ello evitar que la acción del viento o de las corrientes de los afluentes arrastren estos desechos a la presa.

Además, señala que los citados gobiernos deben realizar las gestiones y acciones necesarias para contar con una red de colectores de aguas residuales en las zonas marginales de la Presa San Joaquín.

El objetivo es que esas aguas no sean almacenadas en dicha presa y evitar la eutrofización que causa la problemática de malos olores, presunta contaminación ambiental y afectaciones a la salud pública, indicó en un comunicado.

El documento estipula que el Gobierno de la Ciudad de México y del Estado de México, diseñen un programa periódico en el que se contemplen actividades integrales para realizar el desazolve de la Presa San Joaquín, y garantizar que la citada presa no cause malos olores y problemas de salud pública.

Indica que las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México y Estado de México deberán instruir a los operadores de agua potable y alcantarillado, a realizar análisis periódicos de calidad de las aguas residuales provenientes de los sistemas de drenaje y alcantarillado, e informe los resultados a las autoridades competentes.

Así como expedir el reglamento de descargas en los sistemas de drenaje y alcantarillado, en el caso de que no cuente con dicho instrumento.

Estos gobiernos deberán establecer los mecanismos necesarios, a fin de que en caso de tener conocimiento sobre descargas que se realicen en cuerpo de aguas nacionales, que no cuenten con autorización de la autoridad competente, se informe de manera inmediata a las autoridades en la materia.

Los gobiernos de la Ciudad de México, el Estado de México, las delegaciones  Cuajimalpa de Morelos y Miguel Hidalgo, al igual que los municipios Huixquilucan y Naucalpan de Juárez, tendrán un plazo de 15 días hábiles para dar respuesta sobre la aceptación de la recomendación.