La producción mundial de los principales productos madereros aumentó por séptimo año consecutivo en 2016, con una tasa de crecimiento que pasó del 3.0 por ciento en 2015 al 6.0 por ciento el año pasado, según los nuevos datos publicados hoy por la FAO.

El incremento más rápido de los principales productos de la madera (madera en rollo industrial, madera aserrada, tableros de madera y pellets -comprimidos de madera-) se produjo en las las regiones de Asia y el Pacífico, América del Norte y Europa, señaló la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Añadió que el aumento fue impulsado por un desarrollo económico positivo, nuevas capacidades de fabricación en Europa oriental, en particular para tableros de partículas y OSB (siglas en inglés de Oriented Strand Board, tablero de virutas largas orientadas), así como la creciente demanda de bioenergía.

“A nivel mundial, la producción de todos los principales productos madereros se recuperó gradualmente en 2010-1016 desde la crisis económica de 2008-2009”, aseguró Mats Nordberg, oficial forestal superior de la FAO.

“En 2016 el ritmo de crecimiento en el sector de la madera se duplicó en comparación con el año anterior, y esta tendencia positiva probablemente continúe hasta 2017-2018, debido al desarrollo económico mundial y la mayor demanda de energías renovables”, añadió.

Según la FAO, la producción mundial de tableros de partículas y paneles de madera OSB -utilizados habitualmente en la fabricación y construcción de muebles- fue la que registró el crecimiento más rápido entre todas las categorías de productos madereros.

La tasa de crecimiento de la de producción de tableros de partículas aumentó desde 0.3 por ciento en 2015 a 8.0 por ciento en 2016, mientras que la producción mundial de paneles de madera OSB creció 10 por ciento el año pasado en comparación con un aumento de 7.0 por ciento en 2015.

Esta expansión deriva principalmente del incremento de la construcción en Europa oriental -incluyendo la Federación de Rusia-, así como una mayor producción en China y América del Norte.

Rusia superó recientemente a Canadá y Alemania para convertirse en el tercer mayor productor y consumidor mundial de tableros de madera, después de China y Estados Unidos.

Canadá registró un crecimiento de dos dígitos en la producción y las exportaciones de tableros de madera en 2014-2016, gracias al aumento de las ventas a Estados Unidos debido a la recuperación de la economía y el mercado inmobiliario.

China registró aumento del 42 por ciento en la producción de tableros de madera entre 2012 y 2016.

“Un rápido crecimiento en la producción de tableros a base de madera significa almacenar más carbono durante períodos más largos en comparación con otras categorías de productos de madera, como la pulpa y el papel o el combustible de madera. Esto contribuye a reducir las emisiones de carbono a la atmósfera. Otra tendencia positiva es el aumento de la madera reciclada utilizada en los tableros, que evita igualmente la liberación de carbono”, explicó Nordberg.

De acuerdo con los datos de la FAO, la producción de pellets de madera ha aumentado fuertemente en los últimos años para cumplir los objetivos de bioenergía establecidos por la Unión Europea. En 2016, la producción mundial creció otro 6.0 por ciento, alcanzando los 29 millones de toneladas, más de la mitad de las cuales se comercializaron internacionalmente.

Europa y América del Norte abarcaron casi toda la producción mundial (58 y 32 por ciento, respectivamente) así como el consumo (con 81 y 8.0 por ciento respectivos).

Un aumento en las importaciones y el consumo de Reino Unido y Corea del Sur -de 0.7 millones de toneladas- supuso todo el aumento en el consumo mundial y las importaciones, debido a las políticas nacionales de energías renovables en estos dos países.

El consumo de pellets de madera en Asia creció en 17 por ciento. La República de Corea se convirtió en el tercer mayor importador de pellets de madera después de Reino Unido y Dinamarca, impulsando la producción de pellets de madera en Vietnam, Malasia, Indonesia y Tailandia. Las importaciones de pellets de madera aumentaron también en Japón y China.

Las estadísticas de productos forestales de la FAO abarcan 55 categorías de productos, 21 grupos de productos y un total de 245 países y territorios.