Unos siete comedores comunitarios para adultos mayores de la región Carbonífera recibieron apoyos, como sillas de ruedas y el equipo para cocina por parte de autoridades de Coahuila.

La medida beneficiará a más de 70 personas que a diario reciben comida caliente y gratuita en estos comedores, donde además se brindan pláticas de salud, nutrición, motivacionales y se promueven actividades de activación física, culturales y recreativas.

El gobierno del estado indicó que esos apoyos forman parte de la primera etapa en la que se destinó un millón de pesos para el equipamiento de estos espacios que suman 85 en Coahuila y que benefician a más de cinco mil personas adultas mayores, con una ración de comida diaria, de lunes a viernes.

La presidenta del DIF Coahuila, Marcela Gorgón, resaltó la encomienda que realizan las personas al frente de los comedores comunitarios y agradeció su esfuerzo y trabajo, para que esta noble labor continúe todos los días garantizando un equilibrio nutricional en cada platillo que hacen llegar a los beneficiarios.

A su vez, el encargado del despacho del DIF Coahuila, Sergio Sisbeles Alvarado, manifestó que con estas acciones se apoyan a los grupos vulnerables, como lo son las personas con discapacidad y los adultos mayores para que cuenten con un espacio digno dónde acudir y recibir alimento.

Enfatizó que el objetivo de los comedores comunitarios, es lograr una mejor seguridad alimentaria en el estado, incrementando la disponibilidad de alimentos y acceso a ellos a la población que más lo necesitan, principalmente los adultos mayores y los menores en situación de pobreza y vulnerabilidad.