Autoridades de Nuevo León informaron que, ante el arribo de tres frentes fríos, habrá niveles superiores a los 165 puntos Imeca, por lo que se tendrá precontingencia ambiental en la zona metropolitana hasta el próximo 25 de diciembre.

El gobierno estatal, a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, indicó que el Sistema Integral de Monitoreo Ambiental (SIMA) registra altas concentraciones de partículas menores a 10 micrómetros (PM10), lo cual supera los 165 puntos Imeca, con los consecuentes niveles de precontingencia.

Explicó que el Índice Metropolitano de Calidad del Aire (Imeca) es una escala que iguala la capacidad de ocasionar afectaciones al ser humano de todos los contaminantes, facilitando el reporte de los datos de contaminación a la población en general.

Añadió que la Fase 1 de una contingencia se declara al registrarse concentraciones superiores a los 185 puntos y una Fase 2 de contingencia se declara si los registros superan los 280 puntos Imeca.

Todas estas declaratorias se desactivan cuando los registros regresan a niveles inferiores a los 130 puntos. Hasta el momento el sistema de monitoreo ha detectado niveles que ameritan la declaración de precontingencia, dijo.

Por ello, señaló que desde la víspera y hasta el próximo 25 de diciembre, se espera que se mantengan las altas concentraciones de contaminantes debido a la entrada de tres frentes fríos.

La entrada de un frente frio, siempre trae consigo estabilidad atmosférica e inversión térmica debido a la ausencia de vientos.

En estos casos, un porcentaje relativo de alta humedad, como el que se tiene ahora, no contribuye a la dispersión de contaminantes, sino que resulta en la formación de neblina y suma a la situación adversa.

El fenómeno conocido como inversión térmica consiste en que el aire cercano al suelo se encuentra más frío que el aire en las capas superiores de la atmósfera, cuando regularmente es al revés.

El aire frío queda atrapado en la parte baja y comienza a acumular los contaminantes de la misma manera en que el agua estancada se ensucia sin poder dispersar los contaminantes.

Las medidas de control de contaminantes pueden ayudar a retrasar o paliar la acumulación de agentes nocivos, pero solo un cambio en las condiciones climatológicas (vientos fuertes, lluvia o sistemas de baja presión) pueden romper el proceso y disipar las partículas y gases atrapados.

Aunque se pronostica que la situación de precontingencia termine a más tardar hoy, se prevén otras variaciones en la concentración de contaminantes en la ciudad.

Antes de la entrada de cada uno de los tres frentes fríos pronosticados, podrá haber dispersión de contaminantes, sin embargo, al momento de arribo de cada uno, las condiciones de estabilidad atmosférica y de inversión térmica contribuirán a que las concentraciones vuelvan a incrementar.

“Por esta razón, las medidas y recomendaciones apuntadas deberán seguirse hasta el lunes 25 de diciembre con el objetivo de limitar las emisiones de más partículas contaminantes y prevenir exposiciones prolongadas al aire libre”, enfatizó.