La Bolsa de Valores de Tokio cerró este jueves casi sin cambios a medida que el Banco de Japón (BOJ) mantiene una agresiva política de flexibilización.

El índice Nikkei cayó brevemente más de 100 puntos en la mañana ya que Wall Street cerró ligeramente a la baja la víspera, luego de que se redujera la euforia causada por la adopción legislativa de la reforma fiscal prometida por el presidente Donald Trump: el Dow Jones cedió 0.11 por ciento y el Nasdaq 0.04 por ciento.

Pero las acciones recortaron las pérdidas después de las noticias alrededor del mediodía, cuando el BOJ informó que mantendría su política de estímulo monetario.

"La decisión tranquilizó a algunos inversionistas que habían especulado que el BOJ puede avanzar hacia el aumento de las tasas de interés o recorte de compras de fondos negociados en bolsa.

El Nikkei de 225 acciones, principal indicador de la Bolsa de Valores de Tokio, cerró sus operaciones con pérdida de 25.62 puntos (0.11 por ciento), para ubicarse en 22 mil 866.10 unidades.

En tanto, la Primera Sección del Indice de Precios (Topix) ganó 1.45 puntos y se ubicó en mil 822.61 unidades, mientras la Segunda Sección sumó 11.44 puntos y se colocó en siete mil 227.58 unidades, informó este jueves la agencia japonesa de noticias Kyodo.

Los principales indicadores chinos cerraron esta misma jornada al alza, en donde el Shanghai Composite Index avanzó 12.45 puntos, 0.38 por ciento, para cerrar en tres mil 300.05 unidades, mientras el Shenzhen Component Index subió 114.91 puntos, 1.04 por ciento, para ubicarse en 11 mil 118.25 enteros, informó la agencia Xinhua.