La delegación de la Unión Europea, junto con las embajadas de los estados miembros de dicho bloque acreditados en México, así como las de Noruega y Suiza condenaron el asesinato del comunicador Gumaro Pérez, en el sur de Veracruz.

En un comunicado, dichas delegaciones recordaron que Pérez contaba desde 2015 con medidas cautelares del mecanismo estatal de protección a periodistas. Gumaro fue asesinado por un grupo armado en una escuela primaria donde se celebraba el convivio de fin de año con los niños y sus padres.

Ante ello, expresaron sus condolencias y su profunda solidaridad con los familiares y amigos de la víctima, así como con las familias que presenciaron los hechos y fueron afectadas por el ataque.

Expresaron su preocupación por la falta de resultados en las investigaciones abiertas para esclarecer anteriores casos de asesinatos de periodistas en el país.

"Reiteramos nuestro llamamiento a las autoridades mexicanas competentes para que desplieguen todos los esfuerzos posibles para llevar a cabo una investigación expedita y transparente con el fin de identificar y juzgar a los responsables", agregaron.

De igual manera, instaron a las autoridades mexicanas a hacer uso de todos los medios a su alcance para garantizar la protección de todas las personas que ejercen labores periodísticas en México, y a que el asesinato del Gumaro Pérez no quede impune.

"Reiteramos nuestro firme apoyo a todos aquellos que promueven el derecho a una información libre y transparentes, la existencia de medios de comunicación libres, diversos e independientes es una condición indispensable para el fomento y la protección de la democracia", finalizaron.