El peso finalizó la sesión con una depreciación de 0.21 por ciento o cuatro centavos, al cotizar alrededor de 19.25 pesos por dólar al mayoreo y ubicarse entre las divisas de mayores pérdidas entre los principales cruces frente al billete verde, informó Banco Base.

Señaló que ello se deriva de la aprobación definitiva de la reforma tributaria de Estados Unidos, por lo que ahora solo falta que las modificaciones a la legislación sean ratificadas por el presidente de ese país.

La entidad financiera refirió que este jueves será clave conocer en México el dato de inflación correspondiente a la primera quincena de diciembre, que se espera se ubique en una tasa interanual de 6.73 por ciento y una tasa quincenal de 0.47 por ciento.

De confirmarse que existen presiones adicionales al alza para la inflación al cierre del año, es probable que el peso mexicano se mantenga estable, pues el mercado comenzará a descontar la adopción de una postura monetaria más restrictiva por parte de Banco de México, señaló.

Ante este panorama, el dólar libre se vendió hasta en 19.60 pesos, con una variación marginal de dos centavos más respecto al cierre previo, y se adquirió en un precio mínimo de 18.10 pesos en bancos de la Ciudad de México.