El tipo de accidentes carreteros como en el que 11 extranjeros murieron el martes tras la volcadura de un ómnibus en un tramo carretero en Quintana Roo, México, son más comunes de lo que se piensa, según expertos.

La Secretaría de Turismo de Quintana Roo informó este miércoles en un comunicado que ocho estadunidenses, dos suecos y un brasileño se encuentran entre los muertos. Hasta el momento el Departamento de Estado de Estados Unidos sólo confirma la muerte “múltiple” de estadunidenses.

En el percance, ocurrido la víspera, falleció además un guía de turistas mexicano.

Royal Caribbean informó que tenía 27 turistas invitados en el autobús de la empresa de Turismo Costa Maya, que se accidentó cuando se dirigía hacia Chaccobén, una ruina maya al sur de Tulum.

Los turistas pertenecen a dos cruceros de esa línea: El Celebrity Equinox, de dos mil 850 pasajeros, que zarpó de Miami el 16 de diciembre para un itinerario de siete noches por el Caribe Occidental, con paradas programadas en la Costa Maya, Cozumel y las Islas Caimán.

Mientras que el Serenade of the Seas, con dos mil 490 pasajeros, partió el 15 de diciembre desde Fort Lauderdale en un crucero de siete noches a Cayo Hueso, Honduras y Cozumel.

La excursión a Chacchoben se vendió a los pasajeros a través de los cruceros. Los expertos recomiendan a los pasajeros elegir viajes organizados por los cruceros en vez de viajar solos, especialmente en compañías menos desarrolladas.

Desde la perspectiva de la seguridad, el abogado de Miami, Michael Winkleman, del bufete Lipcon, Margulies, Alsina y Winkleman, está de acuerdo.

No obstante, aseguró al Miami Herald que “algo está mal” debido a los numerosos incidentes de autobuses casi idénticos que se han producido en los últimos años.

Según otro abogado marítimo local, James Walker, de Walker and O’Neill, se han producido más de una docena de accidentes en excursiones en ómnibus en puertos caribeños durante los últimos cinco a 10 años.

Un pasajero murió en un accidente de autobús turístico en Jamaica en enero de 2016, y luego en noviembre de ese mismo año otro murió en Dominica. En 2012, media docena de pasajeros resultaron heridos en un accidente de autobús en Saint Martin.

Mientras que en 2006, otras 12 personas murieron en Chile en un accidente de autobús, luego de una visita a un parque nacional. En ese caso, la excursión había sido organizada en privado.

Joseph J. Kalbac Jr., socio de la firma Colson Hicks Eidson, en Miami, señaló que en los países menos desarrollados “las regulaciones no son tan estrictas” y los equipos a menudo “son viejos e inseguros”.

Pese a que las líneas de cruceros típicamente consideran a los proveedores como compañías separadas, las tres firmas de abogados han presentado demandas con éxito en casos similares, lo que significa que los afectados o familiares podrían presentar demandas en Miami contra las líneas de cruceros.