Más de 500 millones de pesos en pérdidas registra el agro zacatecano, resultado de la histórica helada de los días 9 y 10 de diciembre, cuando la temperatura descendió hasta 15 grados bajo cero.

El delegado en Zacatecas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Roberto Luévano, informó lo anterio al cuantificar los daños causados en la entidad por el fenómeno meteorológico.

Dijo que hasta el momento se han cuantificado pérdidas económicas en el campo por más de 500 millones de pesos, cifra que cada día crece porque se encuentran más afectaciones.

Agregó que las bajas temperaturas dañaron dos mil tractores y más de cinco mil hectáreas de cultivos resultaron siniestrados. “No hubo cultivo en pie que aguantara. Todos tuvieron algún grado de afectación”, comentó en entrevista con medios locales.

Como ejemplo de los daños refirió los cultivos de guayaba en Jalpa; el nopal tunero en Pinos; la zona hortícola en Loreto, Chuparrosa y Fresnillo; la calabaza en Sombrerete; e incluso la cebada que es resistente al frío. Hasta una 60 o 70 hectáreas de jitomate de invernadero.

El funcionario federal señaló que los drásticos cambios en la temperatura son resultado del cambio climático, al que tenemos que enfrentar y tomar medidas ya que para esta temperada invernal se pronostican 52 frentes frío y apenas vamos en el 17.

“Lo más graves es que se pronostican seis frentes fríos en marzo; seis, en abril; y dos en mayo, precisamente en la época más sensible para los campesinos porque iniciamos producción”, de ahí que se deban tomar las medidas preventivas necesarias, señaló.

Ni en 1997 la helada dañó tanto los cultivos como la del 9 y 10 de diciembre pasado, pues hubo regiones donde el termómetro marcó hasta menos 18 grados, como en Sombrerete y Pinos; menos 15, en Pánuco, aseveró el delegado.

Aclaró que las autoridades estatales y federales ya activan el seguro catastrófico y adelantó que para el 2018 ya se gestiona un seguro comercial, en el que Sagarpa, la SHCP y Gobierno del Estado pondrán partes iguales de la prima, para que el campesino aporte sólo entre el 20 ó 30 por ciento.

Finalmente, señaló que hay que acostumbrarse y prevenir los drásticos efectos climáticas, pues este año en abril se registró una helada de menos cinco grados Celsius bajo cero; y el 28 de mayo, una granizada en Villa Hidalgo, ambas afectaron la agricultura.